Georgina trae sol 'de amor' por San José a Torre de Moncorvo

Georgina trae sol 'de amor' por San José a Torre de Moncorvo

|

El viajero madruga para viajar hasta Torre de Moncorvo, esa bonita villa que cuelga sobre el Duero y que hizo histórica el rey Sancho II, para asistir a su fiesta de São José / San José, que, como se dice por esta zonas, es Feriado / Fiesta Municipal. La meteorología de la mañana no incitaba a viajar. Lluvia. Mucha lluvia en los cerca de 150 kilómetros de trayecto. Un camino que se convierte en exuberante cuando se deja atrás Vitigudino y el viajero se adentra en los parajes del Abadengo y Los Arribes del Duero, hasta cruzar el Duero por la presa de Saucelle y ascender a Freixo para perderse por esos montes del Sabor, donde cual fanstamas emergen lenguas de niebla de las profundidades de los cañones.


No es menos cierto que para visitar Torre de Moncorvo -siempre es una delicia-, se aconseja hacerlo a finales del invierno, altura del año en que la Câmara Municipal, que preside Nuno Gonçalves -un presidente que es cultura- da a conocer el concejo a través del Almendro en Flor. A finales de febrero y durante el mes de marzo los paisajes del concejo de Torre de Moncorvo -bañado en su inmensidad por los ríos Duero/Douro y Sabor- se visten de un manto blanco y rosa con la floración de los almendros.


Incluido en el programa del Almendro en Flor está la celebración del Día del Municipio, coincidente con San José. Por todo ello, esta época del año constituye una excelente oportunidad para visitar la región y apreciar las excelencias de este concejo, no solo a nivel gastronómico, sino también para conocer las tradiciones y el patrimonio existente.


Una jornada que comenzó -la lluvia, como si el Santo hubiese abierto las puertas del firmamento, se detuvo todo el resto del día- con el izado de las banderas y las procesiones de rigor. De la capilla a la imponente iglesia -quizás la de mayor envergadura granítica de Trás-os-Montes- y de la iglesia hasta la ermita. El Santo fue acompañado por todos los estandartes de las cofrafías religiosas, así como por autoridades, bomberos voluntarios, GNR a caballo y, cómo no, la exquisita Banda Filarmónica de Carviçais, la mayor freguesía del concejo, exceptuendo a Torre de Moncorvo, donde también -hay que decirlo- se celebra todos los años un excelente Festival de Rock. Es un primor escuchar a este grupo de músicos locales, no en demasía, pero con acordes de primer nivel, y más cuando, allá a media tarde, tras la entrega de condecoraciones municipales y firmas de los respectivos acuerdos anuales de colaboración de la Câmara Municipal, entonó el pasodoble 'El Gato Montés'... un primor.


Concierto de Georgina


Incluido en este programa de Amendoeira em Flor y el Feriado Municipal se celebró el concierto de Georgina en el Largo General Claudino. Esta joven cantante venezolana emprendió en el 2005 una nueva vida en Madrid, dejando atrás su éxito como integrante del dúo Tisuby & Georgina. ‘Dilema’ (2015), su tercer disco como solista, expone sus pensamientos íntimos a lo largo de esa vida en movimiento, convirtiéndolos en canciones frescas y atrevidas para escuchar y para bailar.


Georgina, desde el escenario -a pesar de la humedad de la noche- demostró que es posible practicar un pop confesional a las antípodas del aburrimiento, sorprendiendo con cada estribillo. Actualmente está de gira por España mientras prepara la grabación de su cuarto trabajo discográfico que promocionará a principios del verano de 2018. Pero antes, y por primera vez en Portugal, fue Torre de Moncorvo quien acogió el estreno luso de la venezolana afincada en España, en un concierto organizado por el Munícipio de Torre de Moncorvo en colaboración con la Comisión de Fiestas de São José y, sobre todo, la Escuela de Música de Torre de Moncorvo, algunos de cuyos miembros fueron los músicos que acompañaron a la solista en este íntimo concierto que tuvo tinte de melódico.


Ahora ya, hasta la Feria Medieval, los días 13, 14 y 15 de abril, cuando Torre de Moncorvo abra el ciclo de ferias medievales en Portugal. Será otro motivo para visitar este concejo del Duero y el Sabor y, sobre todo, disfrutar de sus parajes naturales, su Foz do Sabor y, sobre todo, de su rica y variada gastronomía, con sus vinos de calidad.


FOTOGRAFÍAS DE LUIS FALCÃO