IU Cacabelos pide la dimisión de Canedo por contratar a Ecolux

IU Cacabelos pide la dimisión de Canedo por contratar a Ecolux

|

La Asamblea Local de IU en Cacabelos quiere reiterar su petición de dimisión del exalcalde Canedo, como causante de un nuevo quebranto económico contra el Ayuntamiento, que ha provocado que Cacabelos pase de gastar 91.000 euros en electricidad a pretender imponer un coste de más de 210.000 sin que la empresa contratada haya realizado ningún servicio al municipio que merezca tal diferencia, que nos parece escandalosa.


Igualmente IU exige al PP de Cacabelos que explique los detalles de la tramitación del contrato y quienes están detrás de la empresa ECOLUX. De todos y todas es sabido que uno de los grandes casos de corrupción política del PP, el caso Púnica, nació de este tipo de contrataciones ligadas a la eficiencia energética. No decimos que sea así, pero es altamente sospechoso que una empresa reciba un regalo semejante, a cambio de nada. Menos aún con el PP detrás, y concretamente el PP de Cacabelos detrás.


La Asamblea Local de IU exige además, al PP y a Adolfo Canedo que respondan a estas verdades.


Primero. La mentira, recogida en una providencia del Alcalde, de aducir que una privatización de este calibre se base en una auditoría inexistente. Por tanto, estamos ante una decisión política sin motivación técnica. Lo cual provoca muchísimas dudas sobre la legalidad y legitimidad del contrato. Sobre la mala fe del exalcalde estamos plenamente seguros y seguras.


Segundo. El quebranto económico provocado a un Ayuntamiento de por sí endeudado debido a la permisividad pública para hacer un contrato insostenible a favor de una empresa, que supone un sobrecoste para el erario público sin que esto esté justificado de ninguna manera.


Tercero. Sumando a la ecuación los efectos posteriores a la entrada en vigor del contrato, que ha supuesto la paralización de pagos por insuficiencia en su justificación, hasta la necesidad de contratar una segunda empresa que desarrolle la labor en lugar de la adjudicataria, describe un panorama de escándalo tamaño industrial, muy lesivo para los intereses generales, que ha llegado a provocar apagones por incumplimiento de la adjudicataria y exige respuestas a numerosas preguntas. La primera, qué provoca que un Alcalde contrate en condiciones tan leoninas y tan negativas para su municipio. La segunda, hasta dónde debe llegar la responsabilidad del anterior equipo del PP por los daños pasados, presentes y futuros de este contrato.


Son preguntas muy sencillas, fruto de una lectura sosegada del expediente de contratación del contrato con ECOLUX, y no es todo lo que puede encontrarse durante un repaso a su documentación.


Sin embargo, la última pregunta es aún más sencilla: ¿Qué intereses son los que provocaron la llegada de esta empresa? Porque los de Cacabelos no. Y a estas alturas IU solo puede pensar mal, y con muchas razones para ello. ¿Hasta cuándo Adolfo Canedo va a seguir riéndose de sus paisanas y paisanos mancillando el salón de plenos?.