Manifestación histórica en Salamanca para reclamar la igualdad real

Manifestación histórica en Salamanca para reclamar la igualdad real

|

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ha concluido con una manifestación histórica en Salamanca. Decenas de miles de personas recorrieron desde la plaza de la Concordia hasta la Plaza Mayor, que se quedó pequeña para acoger a todas las personas que salieron a la calle en una jornada que ha sido un punto de inflexión en la sociedad.


A las 20:00 horas partía la comitiva, integrada por mujeres y hombres, niños y mayores, con pancartas de todo tipo, unas más grandes de grupos de mujeres y asociaciones, otras más personales y prefabricadas, con mensajes de todo tipo. Pañuelos violetas, jerseys, bufandas... cualquier prenda morada valía para la ocasión. Había hasta quienes llevaban el pelo violetas, otras menos atrevidas los labios y las uñas de las manos.


Lo importante era el mensaje y así se dejó notar. Cuando la cola de la manifestación no acababa de salir, la cabecera ya alcanzaba la plaza del Liceo. No sin antes susto, pues tres jóvenes con la cara cubierta se subieron a un andamio en la calle Toro para enseñar bengalas. Pero se quedó en una anécdota de un día histórico en Salamanca.