El Gobierno afirma que "no es competencia nuestra prohibir el botellón"

El Gobierno afirma que "no es competencia nuestra prohibir el botellón"

|

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ha afirmado, en la reunión mantenida esta mañana con los vecinos del Casco Antiguo, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados y FAVEZA, sobre el botellón de Jueves Santo que la “obligatoriedad del Gobierno y la Policía Nacional es velar por mantener el orden público por lo que efectivos del cuerpo cumplirá fielmente su cometido, nuestro cometido no es ni autorizar ni prohibir ya que, en este caso, la reunión se hace a través de redes sociales.Por otro lado, el cumplimiento de la ley municipal no es competencia nuestra en lo que se refiere al consumo de alcohol en la calle ni por parte de menores así como el vallado del recinto”.


En este punto, el subdelegado del gobierno ha incidido que “tras tres años, el botellón tiene que evolucionar. Es difícil de abordar. Desde el punto de vista prohibitivo no lo recomiendo ya que probablemente no tuviera buenos resultados y más si no se ofrece otras alternativas. La competencia que corresponde de la concejalía de seguridad ciudadana a presentar unas propuestas de alternativas a aplicar aspectos preventivos y disuasorios y, probablemente, en la junta de seguridad ciudadana nos sean relatados. Creo en que esa es la vía, pero no tengo comunicación alguna por el momento”.


Además, García Bermejo al igual que el resto de participantes en la reunión han abogado por la creación de alternativas de ocio a la celebración del botellón de Jueves Santo en el parque de San Martín. En este sentido, el Subdelegado del Gobierno ha afirmado que  “no puede ser que año tras año estemos tratando este asunto unos días antes de la celebración del botellón. Desde el día siguiente a la celebración de este año tenemos que ponernos a trabajar en alternativas con los empresarios, hosteleros y vecinos para ofrecer otro tipo de ocio a los jóvenes al alcance de sus bolsillos que haga una disuasión de esta actividad con alternativas de ubicación, facilidades de seguridad o de transporte que no afecte a los vecinos.


Por su parte, Carmen Núñez, presidenta de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, ha afirmado que “no vamos a parar. Nuestra intención es continuar para buscar otras alternativas. Sabemos que es difícil pero lo que no entendemos es que año tras año no se haga nada al respecto. El numero de asistentes crece cada año en gran número y ya es imparable porque no hay ninguna alternativa al respecto y de las que se plantean al concejal de seguridad ciudadana no hay ninguna que le parezca bien y, por lo tanto, estamos obligados a seguir trabajando para que esto no suceda en beneficio de unos jóvenes que están perdiendo los papeles ante una actividad que es ilegal por ley y trabajemos todos a ayudar a ese colectivo que estamos perdiendo y a que los ciudadanos vivan de acuerdo a la ley”.