El autobús, salvación para los que se quedan sin batería

El autobús, salvación para los que se quedan sin batería

|

En esta sociedad en la que vivimos, el que llega al final del día con un mínimo de batería es un auténtico héroe y son muchos los que se impacientan cuando caminan por la calle y observan que su teléfono móvil está a punto de quedarse al 0%.


Con la renovación, el pasado 24 de noviembre, de la flota de autobuses de Auvasa y la incorporación de doce nuevos de diésel de bajas emisiones a la flota municipal son muchos los que aprovechan el transporte público de la ciudad para poner a cargar su teléfono móvil ante la presencia de conexiones USB en barras, un total de cuatro tomas dobles.


Estos 12 nuevos se han distribuido en diversas líneas para que todos los usuarios disfruten de ellos con dos unidades en la Línea 3, dos en la 5, otros dos en la 7 que ahora están en la 18 y 19, dos en C1 y cuatro en C2, además los 5 híbrido-eléctrico que prestan servicio en la línea 7 también poseen cargadores siendo muy bien valorados por los usuarios pese a esa reordenación de líneas que tantos dolores de cabeza ha ocasionado al concejal de Seguridad y Movilidad en el Ayuntamiento de la capital.


Estos autobuses, además de con esos conectores USB, cuentan con 28 butacas más dos espacios destinados a las Personas  con Movilidad Reducida, con una puerta central de apertura tipo ‘metro’ y con rampa automática ubicada en la estructura del bastidor además de con climatizador frío/calor con canalización específica para dirigir las salidas de aire.


Óscar Puente anunció durante la presentación de los vehículos que el Ayuntamiento tiene previsto comprar una estación de recarga de gas natural comprimido para llevar a cabo esa transición hacia los autobuses eléctricos.