Centros de la Gerencia de Servicios Sociales al borde del colapso

Centros de la Gerencia de Servicios Sociales al borde del colapso

|

El Comité de Empresa de los centros de la Gerencia de Servicios Sociales de Salamanca ha denunciado esta semana la situación al borde del colapso en que se encuentran debido a unos centros bajo mínimos. Por eso, asegurando que la Gerencia no atiende a sus requerimientos y muestra desidia, los trabajadores se están movilizando para llevar a cabo una gran manifestación en marzo. ¿Tan grave es la situación en estos centros? NOTICIASCYL les muestra un exhaustivo informe que el comité de empresa ha elaborado.


Centro de acogida Los Charros


Centro de primera acogida de los niños de protección. Ha pasado por periodos en los que la demanda se mantiene pero la ocupación baja, casi nula en niños menores de tres años. Eso es debido a que se derivan a centros privados y cuando allí no tienen cabida es cuando terminan llegando a ocupar plaza pública.


Residencia juvenil Los Molinos del Tormes


Este centro acoge tanto a niños de protección como de socialización. Desde hace tiempo el Comité de Empresa ha denunciado los problemas por la falta de medios para atender a chicos problemáticos. Su ocupación es menor porque estos niños se derivan a centros privados cuyo número crece exponencialmente, como por ejemplo el Santiago Uno, a los que se paga por su atención cuando hay centros públicos a medias.


Escuelas de Educación Infantil


En estos centros además de permanecer abiertos en los periodos de Navidad y Semana Santa también se cuenta con el programa Madrugadores. Para su atención anteriormente se llegó a contrar con la contratación de una empresa privada de la que se ha prescindido, pero no se ha contratado más personal propio, de manera que ha aumentado la carga de trabajo al tener que atender los dos horarios con el mismo personal. Esto se traduce en que hay menos técnicos en cada franja horaria y cada uno tiene que hacerse cargo de más niños durante más tiempo, lo que repercute en la calidad y en la atencion, rozando los límites de seguridad. Además de la escasez de técnicos de educación infantil, también hay falta de personal de servicios y de mantenimiento.


Centros de Atención a Discapacitados


En Salamanca hay dos, uno en la capital y otro en Béjar. Ambos comparte similar problemática, pues ha disminuido el número de trabajaadores y de contrataciones, y como no puede ser de otra manera redunda en la calidad asistencial a los usuarios, pues además de haber menos personal para atenderlos, se hace en peores condiciones al estar más cansado, pues la falta de contratación implica que los trabajadores que quedan tengan que ir en días de descanso a cubrir a los compañeros que no se sustituyen.


Centros de Día


Hay tres en Salamanca, uno en Béjar y uno en Ciudad Rodrigo. En estos centros se encuentran privatizados los servicios de limpieza cafetería, peluquería, podología, fisioterapia, etcétera. Anteriormente contaba con trabajadores sociales a los que se cambió de lugar para suplir algunos puestos que se necesitaban para gestionar expedientes de dependencia. Actualmente se siguen vaciando de contenido. Los usuarios están disminuyendo porque se han retirado muchas de las actividades que realizaban y las pocas que se hacen tienen que pagarlas, con lo que se van a realizarlas a los ayuntamientos o asociaciones donde se las ofertan gratis.


Residencia de la Tercera Edad


Este centro es que el presenta mayor abandono mientras no comienza la construcción de la nueva residencia en el barrio Puente Ladrillo. El número de usuarios ha descendido drásticamente, ahora sólo hay 56 plazas ocupaddas de las 144 iniciales y desde que se anunció el nuevo proyecto no han vuelto a entrar nuevos residentes, pues se derivan a centros privados concertados. Por este motivo disminuyen los trabajadores y la carga de trabajo es mayor entre la plantilla que queda al tener que atender a la Unidad de Convalecencia Hospitalaria y además cubrir los huecos de compañeros que faltan.