Los vecinos de Simancas piden accesos razonables al casco urbano

Los vecinos de Simancas piden accesos razonables al casco urbano

|

El pasado mes de noviembre la Plataforma de vecinos de Simancas fue informada por el Ministerio de Fomento de las líneas generales del proyecto de ampliación de la A62 a su paso por Simancas, actualmente en fase de redacción. Ese proyecto, que incluye un soterramiento parcial de la autovía que discurre junto al Archivo, fue publicado en los medios de comunicación a instancias del Ayuntamiento. Tras analizar el mismo la plataforma elaboró unas propuestas técnicas de mejora que presentó al Ministerio en una reunión en Valladolid el día 21 de diciembre. En base a las mismas el 19 de enero la Demarcación de Carreteras remitió al Ministerio una propuesta de orden de estudio que permitiría incorporar al proyecto las sugerencias de la plataforma. En base a las mismas la empresa de ingeniería encargada de la redacción del proyecto ha presentado esta semana al Director General de Carreteras un boceto que incorpora diversas mejoras. El Ministerio de Fomento debe decidir en los próximos días si finalmente dichos cambios quedarán incorporados al proyecto o no.


El principal punto de discrepancia de la plataforma vecinal con el proyecto original de Fomento se refiere a la ubicación de los accesos desde la autovía al casco urbano de Simancas, dado que la ampliación de la A62 supone la desaparición de los que hoy existen. En el proyecto de Fomento se sitúan a más de un kilómetro del casco urbano, tanto en sentido Valladolid como Tordesillas, debiendo improvisarse por ello unas vías de servicio tortuosas para poder llegar hasta el centro de Simancas. Por eso la plataforma ha propuesto cambiar los accesos para situarlos la altura de la urbanización del Silo, en las inmediaciones del casco urbano.


Otra discrepancia es la relativa a la profundidad del soterramiento. La sugerencia de la plataforma es que la rasante de la carretera esté unos dos metros por debajo respecto a lo que propone Fomento, para que el extremo de la estructura de hormigón del soterramiento no sobresalga sobre el terreno, como está previsto, hasta una altura de casi 4 metros enfrente del Archivo. Si se bajase la rasante esos dos metros adicionales se posibilitaría además que la losa de cubrimiento fuera transitable por vehículos a la altura de la calle Carretera, comunicando así las dos partes del casco urbano, en lugar de estar concebida como una enorme plataforma elevada de hormigón de uso exclusivamente peatonal. Se trata de una discrepancia que sería fácilmente salvable, a juicio de la plataforma, si hubiera voluntad para ello.


Al reducirse la altura de la plataforma también se haría posible sustituir el actual paso inferior bajo la autovía por un paso sobre la autovía a la altura de la urbanización El Silo, entre dos rotondas donde se conectarían los accesos al casco urbano. El actual paso inferior quedaría, más reducido, únicamente para uso peatonal. El nuevo paso superior conectaría la zona del Colegio Público Los Zumacales de una forma más amplia y recta que usando para ello la zona, estrecha y llena de curvas, donde se encuentran la piscina y la plaza de toros.


A juicio de la plataforma lo deseable sería que el alcalde de Simancas se implicase en la reivindicación de estas mejoras, en lugar de hacer de vendedor de los proyectos que el Ministerio de Fomento le va filtrando. En todo caso confían en que Fomento finalmente adopte, al menos en lo sustancial, las sugerencias de la plataforma y para ello han solicitado del Ministro que intervenga para poner orden en el conflicto y permitir que se llegue a una solución de consenso, que ahora parece al  alcance de la mano, con lo que se desbloquearía satisfactoriamente el proyecto de ampliación de la A62 en este tramo.


En todo caso la plataforma sigue mostrando su inquietud por la congestión de tráfico que la obra puede producir durante muchos meses y reclama de Fomento que explique cómo pretende garantizar la comunicación de Simancas con Valladolid durante la obra.