Servicio ferroviario Asturias-León sigue interrumpido

Servicio ferroviario Asturias-León sigue interrumpido

|


El servicio ferroviario en la línea que conecta León y Asturias permanece interrumpido desde este martes debido a las condiciones meteorológicas adversas y persisten los retrasos en las líneas AVE Madrid-Barcelona.



Según ha informado Renfe en un balance hasta las 19.00 horas sobre la situación de la circulación ferroviaria, el servicio en la línea León-Oviedo continúa interrumpido entre las localidades de Santibáñez y Puente de los Fierros por la acumulación de nieve, más de 70 centímetros sobre el carril, en el Puerto de Pajares. Se ha establecido un plan de transporte alternativo por carretera entre León y Gijón para los trenes afectados.


En esta línea, Adif tiene movilizadas locomotoras con cuñas quitanieves acopladas para realizar pasadas y evitar la compactación de la nieve. Además están acompañadas por brigadas de mantenimiento de infraestructura para la limpieza de cambios o despejar la vía ante la posible caída de árboles o ramas.


Además, los trenes que circulan por las vías de alta velocidad (AVE) entre Madrid y Barcelona están sufriendo retrasos por limitaciones de velocidad en varios tramos del recorrido (160 km/h) por las condiciones climatológicas adversas, lo que ha provocado demoras medias en las circulaciones de unos 25 minutos.


Igualmente, se encuentra suspendido el tráfico en la línea de ancho convencional Madrid-Segovia entre las estaciones de Tablada y El Espinar. Renfe mantiene un Plan Alternativo de Transporte por carretera entre Cercedilla y Segovia.


La circulación en la línea C9 del núcleo de Cercanías de Madrid también se encuentra interrumpida entre las estaciones de Puerto de Navacerrada y Cotos. El servicio se realiza con normalidad entre Cercedilla y Puerto de Navacerrada.


Cerrados 22 tramos de carreteras en Castilla y León


A pesar de que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ya prevé una mejora en las previsiones, Adif mantiene activas todas las medidas preventivas del Plan de Prevención Invernal.


La nieve y el hielo mantienen cerrados en estas últimas horas del martes un total de 22 tramos de carretera de Castilla y León y hacen obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno en otros 26, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).


En la provincia de Ávila se encuentran cerradas la AV-120 en Muñana, la AV-501 en Aldeavieja, la AV-900 en Sotalbo, la CL-505 en Tornadizos, la AV-500 en la capital, la AV-501 en Navalperal de Pinares y la AV-932 en Santiago del Collado.


Por su parte, en Burgos no se puede circular por la BU-820 en Pineda de la Sierra y la BU-572 y BU-570 en Espinosa de los Monteros, mientras que en León están cerradas la LE-481 en Torrebarrio, la CL-635 en Burón, la LE-333 en Puebla de Lillo, la LE-233 en Prioro, la LE-315 en Cármenes y la LE-491 en Cabrillanes.


En Salamanca, están cortadas la SA-203 en El Cabaco, la DSA-191 en Candelario, la DSA-180 en La Hoya, en tanto que en Segovia no es posible transitar por la SG-500 en El Espinar y la SG-V-7212 en Hontoria. Por último, en Soria se encuentra cerrada la CL-101 en Noviercas.


Por otro lado, en 26 tramos de la red secundaria es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno, mientras que en la A-67 a su paso por Aguilar de Campoo (Palencia) se ha procedido al embolsamiento de camiones y vehículos articulados, a los que se ha prohibido circular por esta autovía.