"Si tengo que dar un paso atrás no hay mejor sitio que el Zamora"

"Si tengo que dar un paso atrás no hay mejor sitio que el Zamora"

|

Desde la cantera con corazón rojiblanco. Un jugador conocido por todos, formado en el club y que vuelve a casa después de un periplo por equipos de segunda categoría como el Atlético de Madrid, Guijuelo, Burgos o Pontevedra. Carlos Ramos ya está de vuelta en casa con la maleta de la experiencia cargada de ilusión y ganas. Hace casi cuatro años tocaba lo más alto del fútbol pero por desgracia, el fútbol no se basa solo en el talento sino también en el factor suerte y Carlos Ramos lo ha vivido en sus propias carnes.


Ahora regresa a casa tras la decisión del Pontevedra, a pocas horas de cerrarse el mercado, de darle baja, y tener el mediocentro zamorano poco margen para buscar nuevo equipo. Aún así, y con la oferta sobre la mesa de varios equipos, Ramos se decantaba por el Zamora C.F., su equipo. "Ha habido equipos que han preguntado por mí, pero a falta de muy pocas horas para cerrar el mercado, con agobio y miedo a quedarte sin equipo, decidí venir. Además, el Zamora hizo un esfuerzo increíble por tenerme. Es mi casa, lo que siento. Y aunque es dar un paso atrás en mi carrera porque bajo de categoría, no hay mejor equipo para hacerlo y coger carrerilla que el Zamora CF", señalaba.


De este modo, el mediocentro está dispuesto para jugar en cuanto Carlos Tornadijo lo determine pero reconoce que "tendré que ganarme el puesto". "Por mucho que venga del Pontevedra de Segunda B, tengo que hacerme un sitio y convencer al entrenador durante las semanas y ayudar al equipo", aseguraba. Así, explicaba que espera "coger minutos y coger confianza, añadiendo que "si no hubiera creído que este Zamora puede entrar en play off y luchar por el ascenso no habría venido".


Asimismo, el zamorano ha asegurado que en su decisión también ha pesado mucho "la confianza que me ha dado la directiva, el esfuerzo que ha hecho por traerme y el poder jugar en casa cada quince días". Así pues, Carlos Ramos llega después de ocho años en los que ha crecido como jugador pero no lo suficiente porque "sino tendría que estar en otra categoría después de tocar hace cuatro años lo más alto". Pero si ha reconocido que ha crecido en "la edad, los entrenamientos, el paso por equipos, todo eso te hace madurar. Como jugador ha aseverado que "me gusta llegar al área, me siento más cómodo en el doble pívot, pero la realidad es que no estoy para pedir y donde me ponga el míster estará bien".


Por último, desde la directiva se ha agradecido y valorado todo el esfuerzo que ha hecho el propio jugador por venir al conjunto rojiblanco, ya que "no viene porque el Zamora pueda ofrecerle grandes condiciones económicas o porque estemos disputando una competición atractiva en Segunda B o Segunda", señalaban. "Carlos viene para ayudar al club de siempre y porque podemos estar seguros de que cuando Carlos besa el escudo de esta camiseta lo hace con toda sinceridad y no con la intención de buscar una foto bonita", espetaba el vicepresidente del club.


DSC_0107


DSC_0111


DSC_0112


DSC_0119


DSC_0123