El alcalde de Pajares pide disculpas tras su salida de tono

El alcalde de Pajares pide disculpas tras su salida de tono

|

El alcalde de Pajares de la Laguna, Juan Antonio Benito de Dios, ha pedido disculpas en un breve comunicado por la carta remitida al presidente del Senado, Pío García-Escudero, al que calificaba en la misiva de "mamporrero" y en la que también se refería al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero como "indigente mental" por promover la "aberrante" Ley de la Memoria Histórica.


En el documento, remitido a Europa Press, el alcalde y también director del Colegio Público San Mateo de Salamanca ha señalado que "el escrito está pensado con carácter político, nunca como un ataque personal". "Si alguno de los términos empleados en la carta ha ofendido a alguien, lo retiro y pido disculpas. En ningún momento ha sido mi intención ofender", ha añadido después de salir a la luz la misiva remitida al Senado por pedirle que cambiase el nombre de una calle con nomenclatura franquista.


Este jueves, el día después de que su carta fuera noticia incluso en medios de comunicación de ámbito nacional, Juan Antonio Benito no ha acudido al colegio San Mateo, como ha podido comprobar in situ NOTICIASCYL. Según explican desde la Junta de Castilla y León, puede disponer de horas sindicales al formar parte de la junta de personal. Mientras, en su pueblo, Pajares de la Laguna, municipio de unos cien habitantes en La Armuña donde el PP gobierna con total mayoría absoluta, cinco concejales de cinco posibles, los vecinos consultados por este diario consideran que ha dicho "cosas que piensa mucha gente, pero no se atreven a decirlas por quedar bien". No obstante, puntualizan que "a lo mejor se ha pasado con los insultos".


¿Qué decía la carta?


En esa carta, remitida en diciembre a la Cámara Alta, Benito de Dios señalaba que el "claro fin" de la Ley de Memoria Histórica es "manipular la historia, enfrentar a la sociedad española y malgastar recursos públicos, la infame ley de memoria histórica(esa gran mascarada que más bien debería llamarse Ley de Mentira Histórica, o Ley de Memoria Histérica, o Ley de Resentimiento Histórico, etcétera) depuesta por un tal José Luis Rodríguez el Rojo", al que también llamaba "indigente mental".


En esta misma misiva, Juan Antonio Benito de Dios argumentaba que "si la institución del Senado que usted preside --en referencia a García--Escuder- no tiene otra cosa mejor que hacer y se dedica a perder el tiempo y los recursos que los ciudadanos se ven obligados a entregar son despilfarrados como éste, mejor es que esa institución se disuelva".


El alcalde y director del centro escolar salmantino continuaba la carta lamentando que la Presidencia del Senado se haga "portavoz" y "vocero" del senador de Compromís, Carles Mulet, que pidió el cambio de nombre de la calle en Pajares de la Laguna, del que decía que "pertenece a una pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema".


El PSOE quiere su destitución


El Partido Socialista de Salamanca insiste en la dimisión de Juan Antonio Benito como alcalde y su destitución como director del colegio San Mateos. Su secretario provincial, Fernando Pablos, exige al Partido Popular y al consejero de Educación de la Junta de Castilla y León menos tibieza y más contundencia.


Pablos considera que "es intolerable en democracia que una persona que tiene que cumplir la ley, educar sobre ello, y hacer cumplirla a los ciudadanos, siga a día de hoy siendo director de un colegio público y primer edil en un Ayuntamiento. Una persona que menosprecia una ley, como en este caso ha hecho este señor con la ley de memoria histórica en un escrito dirigido al Senado, con palabras y calificativos indecentes, y en los términos en los que lo ha hecho, y que ofenda e insulte a un presidente de una institución como la Cámara Alta, y a un ex-presidente del Gobierno, no merece seguir ni un minuto más en los puestos y en los cargos que ostenta".