El negocio de las inmobiliarias vuelve a estar de moda

El negocio de las inmobiliarias vuelve a estar de moda

|

La recuperación de la construcción también está propiciando que el negocio de las inmobiliarias vuelva a estar de moda en Salamanca. Antes del estallido de la burbuja, llegó a haber 186 negocios de este tipo, que después se quedaron en apenas el veinte por ciento. Ahora vuelven a abrirse inmobiliarias y los carteles de compraventa de viviendas y alquiler vuelven a llenar escaparates.


Y es que, por ejemplo, la compraventa de viviendas está registrando los mejores en la provincia charra en cinco años, según la Encuesta de Transmisiones de Derechos de la Propiedad hechos públicos esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Habría que remontarse a febrero de 2013 para encontrar un dato mejor.


Según www.pisos.com, la buena marcha del sector inmobiliario ha quedado demostrada de una manera clara y evidente, pues los datos arrojados por las estadísticas en 2017 han seguido siendo fieles a unos porcentajes positivos cada vez más alentadores. “Todo parece indicar que precios, compraventas, hipotecas y visados de nueva construcción dibujan un escenario de crecimiento estable a años vista”, recoge en un informe. Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, admite que “los profesionales del sector inmobiliario cerraron filas para hacer frente a los embates de la crisis, logrando que se recuperara en esta última década el suficiente terreno perdido como para mirar hacia el futuro con optimismo”.


Los precios continúan su evolución ascendente. El Colegio de Registradores ha publicado recientemente su estadística correspondiente al tercer trimestre del año, anunciando que el precio de la vivienda ha experimentado un incremento anual del 6,8%. Al respecto, Font señala que “la caída acumulada desde los máximos alcanzados en 2007 está corrigiéndose, dejando atrás la brecha del 50% y colocando los precios a niveles de 2005”. Por otro lado, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la variación anual del Índice de Precios de Vivienda (IPV) en el segundo trimestre de 2017 aumentó tres décimas hasta colocarse en el 5,6%. Por su parte, el Ministerio de Fomento lanzó un dato más contenido, estimando en un 2,7% el repunte del precio de la vivienda en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2016.


El portavoz de pisos.com asegura que la clave en 2018 será la aprobación de la nueva Ley Hipotecaria. “La normativa será un verdadero punto de inflexión para el sistema financiero, dado que su articulado introduce medidas que redundarán en una mayor seguridad y transparencia”, comenta Font. El experto aplaude la decisión del Gobierno de proteger a los consumidores, y espera que con esta ley “se alivie el colapso judicial producido por la avalancha de reclamaciones relativas a cláusulas suelo, gastos de constitución o hipotecas multidivisa”.


No obstante, Font expone que “cambios como la prohibición de la venta cruzada de productos vinculados o los límites impuestos a la comisión por amortización y a los intereses de demora podrían llevar a los bancos a endurecer las condiciones del crédito”. La vuelta a la rigidez crediticia sería, para Font, una mala noticia, sobre todo, en un momento en el que “el hipotecado se ha vuelto más conservador y apuesta por el interés fijo porque piensa en el largo plazo y porque está mucho más sensibilizado frente a las consecuencias del impago”.