La máxima artillera se llama María y juega en el Aula

La máxima artillera se llama María y juega en el Aula

|

Amante de Harry Potter y de la música, aunque no se atreve a darnos un estilo ni un grupo musical favorito, María Prieto O’Mullony es el referente de un Aula Valladolid que no deja de sorprendernos año a año reponiéndose de las bajas de jugadoras contrastadas como eran Amaia González de Garibay y Silvia Arderius.


Tras una temporada pasada cargada de lesiones, la zamorana está viviendo un año, en lo personal, fantástico, encabezando la lista de goleadoras con 98 tantos y liderando a un equipo, el de Miguel Ángel Peñas, que mira a la Copa de la Reina y que coquetea con Europa, lo que sería un logro para un conjunto de barrio que ha sabido hacer bien las cosas para crecer año a año.


Pregunta: Después de la tempestad llega la calma y tras la mala temporada pasada, en lo que a lesiones se refiere con esas molestias de espalda y la fractura de dedo, esta campaña se está saliendo.


Respuesta: Sí, después de la temporada pasada que fue difícil por los problemas de espalda más que por la lesión en el dedo, que fue realmente mala suerte, he conseguido coger más físico y evitar las lesiones hasta el momento gracias al trabajo que hacemos en el equipo y al que hacemos también, algunas, por nuestra cuenta.


P: Quinta temporada en División de Honor, pese a sus 20 añitos, y más que la temporada de su explosión está siendo ya la de su consagración en la categoría. ¿Cómo definiría su evolución a lo largo de este lustro?



"Este año está siendo bueno porque el físico me está respetando".



R: Las dos primeras temporadas que estuve en el Cleba León, en División de Honor, fueron para aprender. La primera jugué poco y tuve pocos minutos. La segunda empecé a coger tiempo de juego y conseguí que el Aula se fijara en mí y me fichara. Cuando vine aquí tuve más minutos. El año pasado jugué solo diez partidos por las lesiones pero este año está siendo bueno porque el físico me está respetando.


P: ¿Qué ha cambiado de la María Prieto O’Mullony que se formó en el BM Zamora y debutó en la máxima categoría con el Cleba León a la que está ahora en las filas del Aula Cultural?


R: En Zamora era una niña. Como te he comentado, debuté en División de Honor con el Cleba con solo 15 años, y fue una temporada para ganar músculo, físico y comenzar una carrera a nivel profesional. Los dos primeros años en León fueron de aprender, con un equipo que se componía de jugadoras mucho más veteranas que en el Aula. Estaban jugadoras como Raquel Caño o Cristina González. Siempre digo que de Raquel Caño he aprendido mucho. Ella estuvo trabajó conmigo para que llegara a alcanzar el nivel de juego que tengo ahora.


P: Es la referente del equipo dentro de la pista, ¿Cómo se toma eso de ser, como se diría en la NBA, la ‘jugadora franquicia’?


R: Al principio notaba más la presión porque el año pasado estábamos Silvia Arderius, Amaia González de Garibay y yo y nos repartíamos un poco más los goles entre las tres. Este año está recayendo más ese peso sobre mí. Me lo tomo bien, no tengo ninguna presión y ni las compañeras ni los entrenadores me dicen nada, al revés, me ayudan mucho para no tener esa carga, por lo que estoy contenta.


Valladolid-Entrevista-aula-balonmano-omullony-3


P: Y además es la máxima goleadora de la competición con 98 tantos por delante de Sara Gil (96) e Ivet Musons (94). ¿Mira de ‘reojillo’ el poder conseguir ese premio de máxima artillera de la categoría este año?



"Los goles son importantes porque significa que están saliendo las cosas". 



R: Es algo que no se mira porque la clasificación de goles es secundaria. Los goles son importantes porque significa que están saliendo las cosas y me encantaría llegar a tener ese galardón de máxima artillera pero no pienso en ello. Además de los goles, hay otras cosas importantes. Un ejemplo es Teresa Álvarez, una jugadora que no es muy goleadora pero que es nombrada muchos partidos la mejor porque juega muy bien dando juego al resto y consiguiendo que el resto marquemos goles.


P: Al inicio de la temporada, con las marchas de Amaia González de Garibay y Silvia Arderius, ¿Le preocupaba tanta responsabilidad a la hora de echarse el equipo a la espalda?


R: No me preocupaba. Siempre me han preguntado que si creía que la marcha de Amaia y Silvia iba a influir en el equipo y siempre he dicho que no. Eran muy goleadoras pero a Amaia, Ángela la ha suplido muy bien hasta la lesión y después Mónica Paris y Elena Cuadrado han hecho su trabajo. Teresa Álvarez está haciendo muy bien la labor que hacía Silvia.


P: ¿Le dijo algo Miguel Ángel Peñas a la hora de coger esos galones o quiso quitarle presión?


R: Miguel Ángel nunca me ha metido presión. Me dijo que este año iba a tener más responsabilidad pero nunca me ha presionado.


P: Hablando de Miguel Ángel, ¿Cómo se lleva eso de no poder verle en el banquillo tras la sanción? ¿La comunicación aun así es buena?


R: Al principio era un poco más complicado porque él está en la grada y quiere decir cosas que no puede. Al inicio de cada choque marca el equipo titular y los cambios en el minuto 15 o 20 dependiendo de cómo vaya el partido. En el descanso nos dice los fallos y lo que tenemos que corregir. Este año nos está costando un  poco más entrar en los partidos como se está viendo.


Valladolid-Entrevista-aula-balonmano-omullony-5


P: Hemos hablado de las que se han ido, tanto Amaia, como Silvia, pero las que han venido como Elena Cuadrado, Eli Cesáreo, ‘Mada’ Fernández, se han adaptado muy rápido a ese juego alegre y vistoso del equipo. ¿Cómo las ve? ¿Están adaptadas tanto dentro como fuera de la pista?


R: Tanto Eli como Mónica, Mada y Elena están muy metidas en el equipo. Como han estado en la Selección sabían cómo era el juego del Aula, que nos gusta mucho correr, y se han adaptado muy bien. Sobre todo en el vestuario y al equipo. Son unas chicas encantadoras y nos llevamos todas bien. Eso es muy importante, que vengan jugadoras que creen buen rollo en el equipo.


P: ¿Quién es la que más le ha sorprendido?


R: Cada una tiene sus cosas buenas. Elena, por ejemplo, me recuerda a mí cuando empecé. A veces es muy ‘cabeza loca’ pero me gusta mucho porque le da igual quién esté por delante que se lo come. Mada es muy lista jugando y a todo el mundo le gustaría tener las características físicas de Eli.


P: En cuanto al devenir del equipo y mirando la clasificación, una vez más, de sobresaliente el inicio de temporada con esas nueve victorias en 12 partidos.



"La segunda vuelta va a ser complicada porque tenemos partidos difíciles fuera de casa". 



R: Nadie se imaginaba al comienzo de la temporada que esto iba a ir tan bien teniendo en cuenta que tenemos un equipo muy joven, que había mucha gente nueva y con poca experiencia pero yo sí que confiaba. Cuando ha empezado la temporada se ha visto que podíamos y que íbamos a tirar para delante. La segunda vuelta va a ser complicada porque tenemos partidos difíciles fuera de casa, los que hemos tenido en Huerta del Rey en la primera vuelta que hemos conseguido ganar pero creo que podemos dar guerra.


P: No os ha afectado el parón por la disputa de ese Mundial Femenino de Balonmano de Alemania con esos dos triunfos ante Villaverde y Granollers a domicilio. Tras la reanudación de la competición.


R: Antes del parón dijimos que era muy importante ganar estos tres partidos porque nos hacía falta de cara a la segunda vuelta. Hemos estado todo el parón trabajando en ello con partidos amistosos y se están viendo los resultados.


Valladolid-Entrevista-aula-balonmano-omullony-2


P: El choque ante Granollers, con suspense hasta el final, con ese gol de Eli Cesáreo sobre la bocina y con otra gran actuación suya con esos siete tantos, ¿Cómo lo vivió?


R: La primera parte del partido fue desastrosa. Fallamos muchísimos lanzamientos. En la segunda, nos fuimos de cinco goles durante un tiempo, nos volvieron a remontar y ahí tuvimos que ir un poco a remolque. Al final del partido estábamos jugando con una menos, pedimos tiempo muerto para ir a la falta e intentar, al menos, que el partido terminara en empate. Al final el partido acabó con ese gol y fue perfecto.


P: Parece fácil lo que hacen pero no lo es. Más si hablamos de un equipo de barrio con mínimo poder económico como es el suyo.


R: Es difícil porque al final no tenemos la misma economía de otros equipos como Guardés, al que ganamos en casa en la primera vuelta. La gente al final se acostumbra a vernos ganar pero creo que saben que para nosotras es complicado.


P: ¿Cuál es el secreto de este equipo? ¿Quizás esa unión que demuestran dentro de la pista y del vestuario?



"Este año hay muy buen rollo en el equipo".



R: Este año hay muy buen rollo en el equipo. Estamos muy unidas y eso nos está influyendo para bien. Hay gente nueva que ha venido con ganas de jugar, de progresar, y las cosas están saliendo muy bien.


P: Y esa unión también que se puede ver partido tras partido con Huerta del Rey. ¿Cuánto de importante es su afición?


R: La afición es impresionante. Toda la gente que llega a Huerta anima, se engancha un montón al equipo. Cuando alguien viene por primera vez repite y es lo que queremos con esta nueva campaña de abonados que hemos estrenado.


P: Y batiendo récords como el de asistencia en ese partido ante Guardés con más de 1600 personas presenciando el partido. Todo un logro. ¿Cómo valoraron este hecho en el vestuario?


R: A mí me encanta jugar con mucha gente. Recuerdo que Eli, que sale antes que yo en las presentaciones, me comentaba que tenía nervios por la cantidad de gente que había pero el hecho de que hubiera tanto aficionados animando nos llevó a la victoria.


Valladolid-Entrevista-aula-balonmano-omullony-4


P: ¿Cómo ven que ahora se retrasmitan partidos por la televisión? Un empujoncito para un deporte tan atractivo como el balonmano femenino.


R: Pienso que al final tenían que hacer algo para que se viera el balonmano femenino. Sí que estos últimos años han metido el programa de ‘Guerreras’, que es un resumen de cada jornada. Creo que es importante que la gente se vaya enganchando al balonmano y vean otras cosas que no sea fútbol.


P: ¿Cómo se plantean este segundo tramo de la temporada?


R: Es importante ganar los partidos de casa, sobre todo. Fuera, los que sean un poco más sencillos. Luego, Bera Bera, Guardés, etc. son encuentros complicados pero también lo eran aquí y ganamos.


P: ¿Este año sí, el objetivo que se marca el equipo es Europa?


R: El primer objetivo que tenemos es ir a la Copa de la Reina porque es algo que queremos y deseamos todas. Yo no pienso mucho en Europa, creo que hay que jugar los partidos y todo puede pasar. Sí llegamos a Europa, genial, pero no pasaría nada por no hacerlo.


P: ¿Se ve creciendo y cumpliendo muchos años como jugadora del Aula Valladolid?


R: No me gusta hablar del futuro. Prefiero pensar en objetivos a corto plazo, en este partido de esta tarde ante Valencia.


P: Un objetivo y un deseo, a nivel personal, para esta temporada.


R: Quiero seguir ayudando al equipo, consiguiendo goles y, a nivel grupal, me fijo el reto de la Copa de la Reina.


Valladolid-Entrevista-aula-balonmano-omullony-6