De Santiago-Juárez explica la ley para ampliar el espacio político

De Santiago-Juárez explica la ley para ampliar el espacio político

|

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha presentado este viernes a colectivos sociales de la Comunidad, todos ellos presentes en órganos de participación, el anteproyecto de Ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa a través del que el Ejecutivo regional prevé ampliar el espacio de la sociedad y "estrechar" el de la política.


En concreto, De Santiago-Juárez ha reunido a unos 60 representantes de distintos colectivos que forman parte del Consejo de Participación para exponerles las líneas básicas de este anteproyecto en el que la Junta trabaja desde hace tiempo y cuyo anteproyecto se conocerá "en breve" para abrirse posteriormente un tiempo para admitir sugerencias desde su publicación en Gobierno Abierto.


El consejero ha insistido en la disposición de la Junta para crear órganos democráticamente organizados y "dar un paso más" en su participación en la toma de decisiones desde el inicio de cualquier proceso y en todas las fases de elaboración tanto de leyes como de proyectos y planes.


El vicepresidente de la Junta ha insistido en que el proyecto es ambicioso en la ampliación de la participación, al tiempo que ha reseñado que no hay ningún proyecto de ley similar en el resto de comunidades autónomas.


La norma regulará la posibilidad de que la sociedad presente "proyectos, planes e incluso decretos" a la Junta de Castilla y León siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. También se regula el formato de consultas, que de acuerdo con la doctrina del Tribunal Constitucional, no pueden ser refrendarias ni asemejarse a un referéndum.


Como detalló De Santiago-Juárez, las consultas que realice la Junta podrán ser solicitadas por un colectivo o asociación que forme parte de un órgano de participación y se circunscribirá a dicho colectivo afectado de forma telemática.


El vicepresidente y consejero de la Presidencia destaca que con ello se conseguirá reducir la burocracia y el coste de la consultas, que serán "más ágiles y flexibles".