Salamanca tiene la novena menor tasa de actividad de España

Salamanca tiene la novena menor tasa de actividad de España

|

La última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al cuarto trimestre de 2017, y por tanto actualizada al pasado mes de diciembre, muestra que el paro, 19.800 salmantinos, es el mismo que en otoño del año 2008, justo antes de estallar la crisis económica. Datos buenos que sin embargo, al compararse con otros, no lo son tanto para la provincia charra.


En primer lugar, porque ese descenso del paro no se traduce en más trabajo, pues hay tres mil ocupados menos que entonces, la misma cantidad menos que de población activa. Y es que la emigración es un factor importante a tener en cuenta en Salamanca a la hora de hablar de mejoría o no del mercado laboral.


La población en edad de trabajar rompe su racha de tres trimestres al alza para situarse en 152.400 personas, dos mil menos que en otoño pero cinco mil más que el año anterior. Además, la EPA muestra una tasa de actividad del 53,5%, levemente inferior a la del trimestre anterior y entre las nueve peores de España. De hecho, sólo está por delante de Orense, Lugo, Pontevedra, Asturias, Cáceres, León, Zamora y Ávila.


Cabe destacar que al analizar con detalle la población activa, si a los 18.900 desempleados le sumamos otras 33.700 personas que se dedican a las labores del hogar, por lo que no cotizan pese a estar en edad de poder trabajar, y otros 17.800 estudiantes, suman 70.400 salmantinos que podrían estar trabajando pero no lo hacen por diferentes motivos, es decir, casi la mitad de la población activa.


Cifras a las que además habría que sumar casi 80.000 jubilados en una provincia que envejece a pasos agigantados, como muestra el último padrón de habitantes, actualizado a 1 de julio de 2017, con dos mil jóvenes menos durante el último años pero un centenar de mayores de 65 años más, sobre todo por emigrar a otras provincias (donde ya hay más de cien mil salmantinos) y el extranjero en busca de trabajo.


Ocupación por sectores


Los datos del paro publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran una reorientación del tejido productivo, sobre todo hacia el sector servicios. La provincia charra se caracteriza por el turismo, sobre todo tras el pinchazo de burbuja inmobiliaria, como fuente de riqueza y creación de empleo. Durante el último año el sector servicios ha registrado diez mil ocupados más, para quedarse en 99.100.


La agricultura pierde trabajadores respecto a hace un año, novecientos, para quedarse en 9.400 ocupados. Por su parte, la industria pierde más de dos mil ocupados, hasta 15.000 salmantinos. En cambio, mejora la construcción, con 3.700 ocupados más que hace un año, para alcanzar los 10.000 salmantinos.