Malestar tras la elección de Valencia como sede de la final

Malestar tras la elección de Valencia como sede de la final

|



La Federación Española de Rugby ha comunicado este miércoles la decisión de que el Estadio Ciudad de Valencia sea escenario de la Final de la Copa del Rey 2018, una sede a la que optaba también el nuevo José Zorrilla de Valladolid, que ha acogido este partido en las dos ediciones anteriores.


"La candidatura de la Federación Valenciana se ha considerado la más favorable para los intereses del rugby español y cuenta con un fuerte apoyo institucional del Ayuntamiento de Valencia y de la Dirección General de Deportes de la Comunidad Valenciana, y privado, entre ellas la del Levante UD", han señalado fuentes de la Federación estatal en un comunicado recogido por Europa Press.


La Federación ha hecho público el anuncio antes del comienzo de la competición, cuyas semifinales se disputarán este fin de semana, cumpliendo de esta forma el compromiso que adquirió a principio de temporada de comunicar su resolución antes de que se conociesen los finalistas.


No obstante, la plataforma Rugby Ya! de Valladolid ha manifestado en un comunicado publicado en Twitter su queja precisamente porque el anuncio se ha realizado a cuatro días de la celebración de esas semifinales, en las que compiten los equipos vallisoletanos VRAC Quesos Entrepinares y Silverstorm El Salvador, "con el perjuicio que supondría" esta sede valenciana para los "20.000 aficionados" de ambos equipos en el caso de que los dos lograran alcanzar la final.


Cabe recordar que en la edición de 2016 ambos conjuntos vallisoletanos se disputaron el título en un estadio José Zorrilla abarrotado con más de 26.000 espectadores, mientras que en 2017 el campo de fútbol vallisoletano repetía como sede, en una final entre El Salvador y la UE Santboiana, a la que asistieron más de 20.000 aficionados.


Este martes, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, hablaba de "ciertas dificultades" por parte de los clubes vallisoletanos en las conversaciones con la Federación de Rugby, por lo que ha manifestado que "resulta molesto" que la ciudad tenga que "luchar cada año en condiciones más complicadas" después de "lo que ha hecho y ha aportado" en las dos últimas ediciones.


"A pesar de que Valladolid ha puesto sobre la mesa un proyecto imbatible en España pero cada año nos toca empezar como si estuviéramos empezando", se quejó el regidor socialista.