Una banda de ladrones acecha a las viviendas del centro

Una banda de ladrones acecha a las viviendas del centro

|

El hombre y la mujer de 21 años de edad, el primero con antecedentes, detenidos el pasado viernes en la plaza de la Constitución como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en interior de vivienda, en grado de tentativa, podrían pertenecer a una banda itinerante de ladrones que ha actuado en el centro de Salamanca durante las últimas semanas.


Según informa la Comisaría de Policía Nacional, la colaboración ciudadana de vecinos a través de llamadas telefónicas propició la inmediata llegada de patrullas policiales al lugar que, junto con otros efectivos policiales, participaban en un operativo especial diseñado para tratar de identificar y detener a los autores de los robos que se estaban produciendo en viviendas de la ciudad, preferentemente en los barrios céntricos.


Los agentes llamaron al ascensor del bloque para evitar que fuera utilizado, tras comunicarles la Sala del 091 que la pareja de presuntos autores estaba bajando por la escalera. Entre los pisos 3 y 4 los interceptaron, arrojando la mujer algún efecto al patio interior de las viviendas y tratando el varón de arremeter contra los agentes, por lo que fueron detenidos.
En el cacheo de seguridad se les intervino 320 euros en distintos billetes, una fotocopia de un carné de conducir en un plástico doblado, unos calcetines y un gorro de lana y dos teléfonos móviles. En el registro posterior del patio donde habían arrojado los objetos se encontraron una llave inglesa y tres destornilladores.


El incremento de los robos denunciados en la ciudad y el modus operandi utilizado por los presuntos autores apunta a la posibilidad de que sean llevados a cabo por grupos especializados e itinerantes de delincuentes que actúan por todo el territorio, haciéndolo de forma cohesionada y con un reparto de roles propio de grupos jerarquizados, a los que raramente se intervienen objetos personales que permitan descubrir sus rutas y su comunicación con otros miembros o con terceros, para dificultar la investigación.


Explica la Policía Nacional que suelen cometer los delitos en barrios céntricos, generalmente aprovechando la salida de sus moradores, lo que denota vigilancia y medidas de seguridad previas y utilizando tres métodos diferentes para el acceso a las viviendas, dependiendo de las condiciones de las puertas: el resbalón, para lo que usan plásticos rígidos; la fractura del bombín, llevada a cabo generalmente con alicates o llaves inglesas, entre otros métodos, o el forzamiento de la puerta valiéndose de destornilladores o palanquetas entre ésta y el marco.


La intervención de efectos a los detenidos que pueden ser utilizados en los tres métodos descritos hace que se investigue su participación en otros delitos cometidos en la ciudad y su pertenencia a una red organizada, considerándose policialmente su presunta implicación en numerosos robos en interior de viviendas denunciados en los dos últimos meses.