Trabajadores con salario mínimo necesitan 71 años para igualar a ejecutivos

Trabajadores con salario mínimo necesitan 71 años para igualar a ejecutivos

|

Un empleado con Salario Mínimo Interprofesional (SMI) necesitaría trabajar 71 años para alcanzar el sueldo anual de los mejor pagados en España, en donde los salarios más bajos disminuyeron entre 2008 y 2016 un 15%, el mismo porcentaje que el incremento registrado por los más altos en el mismo periodo.


Así se desprende del informe '¿Realidad o ficción? La recuperación económica, en manos de una minoría', elaborado por Oxfam Intermón, que refleja que en España la recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los ricos que al resto de la población y el 10% más rico de la población concentra ya más de la mitad de la riqueza total (53,8%), más que el otro 90% restante.


El informe señala que la evolución del reparto de la riqueza en España confirma su "injusta distribución", puesto que el 1% de la población más rica en España concentra una cuarta parte de la riqueza (25,1%), casi lo mismo que el 70% de la población (32,1%).


Desde el año 2000, el 50% más pobre en España ha visto caer su participación en la riqueza nacional en casi un punto porcentual, pasando del 10,9% al 10,2%, mientras el 1% más rico la ha aumentado en cerca de cinco puntos porcentuales, del 20,4% al 25,1%.


Asimismo, el informe señala que, como en el caso de la renta, la recuperación económica no sólo está sirviendo para perpetuar, sino también para incrementar la desigualdad de riqueza. Entre 2016 y 2017, señala el informe, el 1% más rico capturó el 40% de toda la riqueza creada, mientras que el 50% más pobre apenas consiguió repartirse un 7% de este incremento. Solo en el último año, cuatro nuevos multimillonarios españoles entraron a formar parte de la lista creada por la revista Forbes, que ya incluye 25 multimillonarios españoles en la lista.


En cuanto a los salarios, el estudio de Oxfam refleja que mientras que la remuneración de los trabajadores no ha recuperado todavía los niveles de 2009, los beneficios empresariales lo hicieron dos años antes y se situaron, en el segundo trimestre de 2017, un 8,3% por encima de lo registrado en el primer trimestre de 2009. De esta forma, desde el primer trimestre de 2012 la productividad por hora trabajada ha crecido diez veces más que el salario promedio por hora trabajada.