La importancia del 12 para el Pucela

La importancia del 12 para el Pucela

|

El número 12 siempre ha estado muy relacionado con el tiempo, la medición del mismo, con la armonía, la pureza y la perfección, la unión del cuerpo y la mente y ha sido el escogido por el Real Valladolid para lograr precisamente esa simbiosis institucional del club con su afición y con los distintos estamentos de la sociedad.


La verdad es que surgieron muchas dudas el pasado 12 de diciembre en el Auditorio Miguel Delibes de la capital, cuando el club blanquivioleta presentaba el Proyecto XII Pucela con el que, como Jose Moro, responsable de área de marketing, relaciones públicas y desarrollo de negocio del Pucela, se daba “el primer paso”, para acercar al club a su afición.


Ha pasado apenas un mes desde que esta iniciativa echara a andar y los resultados están siendo aún más satisfactorios de lo que la propia directiva podía imaginar cuando pensaba en el proyecto, ganando en lo que a su imagen se refiere con iniciativas que están gustando, y mucho, a su afición.


La campaña que se ha llevado a cabo en la última semana contra la leucemia ha sido un claro ejemplo de ello. Un ejemplo de buena gestión en lo que a la campaña publicitaria, a través de medios de comunicación y redes sociales se refiere, y con resultados que trascienden lo económico y radican en lo social ante una iniciativa de esta índole.


La asistencia del sábado así lo atestigua con esas 13523 almas que animaron a los suyos, con 5000 espectadores más que la media de la temporada, que se animaron a aportar su granito de arena contra una enfermedad letal, con una recaudación que iba íntegramente a la investigación de la misma. Todo por poner las entradas a cinco euros.


Las instituciones también han tenido una gran importancia este mes y pico para que el proyecto haya salido de la pista de despegue. La Plaza Mayor se llenó el jueves por la tarde para tirar un penalti contra la leucemia con la presencia de un Óscar Puente, alcalde en el Consistorio, al que se le ha visto implicado desde el principio.


La Diputación, con su presidente Jesús Julio Carnero a la cabeza, tampoco se ha quedado atrás y ha sido el primero en poner en práctica medidas como disponer de autobuses para los vallisoletanos de municipios de la provincia para los que supone un trastorno viajar cada 15 días a Valladolid para animar al equipo.


La iniciativa XII Pucela parece que ha servido en su corta vida para muchas cosas. Para que todos naveguen en la misma dirección, para que las instituciones apoyen y para que el club mejore su imagen pero, sobre todo, y esto es lo más importante, para que su afición se sienta orgulloso de su club con iniciativas sociales que ayuden a los más desfavorecidos a tener una vida mejor.