“Cocinar en Le Cordon Bleu ya sería un premio”

“Cocinar en Le Cordon Bleu ya sería un premio”

|

- ¿Cómo ha sido el proceso hasta ser uno de los 50 finalistas de Le Cordon Bleu?


- Me lo comentó nuestro tutor, que siempre nos avisa de concursos de este tipo. Me animaron a presentarme y lo que hice fue realizar una carta de presentación describiendo qué significa para mi la cocina y las expectativas que tengo de futuro. También había que enviar el expediente académico con las notas y una carta del director. Ha salido bien y me han seleccionado, una alegría enorme.


- Ahora, ¿qué queda por delante?


- Hay que hacer un vídeo de elaboración de una receta. Básicamente es para todos la misma receta, con los mismos productos, porque lo que quieren es ver cómo te manejas, qué técnica tienes. Te dejan algo de margen en una de las dos guarniciones, para que la elabores como quieras, y también la salsa que la puedes condimentar a tu gusto, pero el resto está fijado. El elemento principal del plato es un solomillo de cerdo, la guarnición son alcachofas rellenas de guisantes con salsa holandesa.


fernando benito tejedor cocina hosteleria diego praves 3- ¿Qué tal está siendo la preparación?


- Al principio cuando te mandan toda la información de lo que tienes que hacer parece difícil de afrontar, pero después cuando lo vas preparando, comentas con los profesores la idea que tienes… ya me veo más seguro. Ahora culminaremos el proceso con el vídeo y lo subimos a su página de Facebook.


- ¿Cómo son las siguientes fases?


- Hasta el lunes 22 es el proceso para subir los vídeos, después se abre un periodo de votaciones de la gente que ellos tienen en cuenta aunque no es del todo vinculante para la selección final. El 20 de febrero saldrá la lista de los diez finalistas que irán a cocinar a Madrid.


- ¿Cómo se afronta un concurso de este tipo?


- Siempre te generas expectativas porque la oportunidad es muy grande. Ir a cocinar allí sería ya un premio, pero la posibilidad de ganar es una pasada. También hay que ser un poco coherente y saber que es una experiencia más, aprender de cara al futuro, no generar una gran frustración si no sale bien.


- ¿Qué significa para usted la cocina?


- En aquella carta de presentación el comienzo chocaba un poco, porque yo contaba que llegué a la cocina por casualidad, me iba a dedicar a otra cosa pero con el paso de los años me he ido aficionando, me gusta mucho, cada vez más; y llegó un momento en el que dije ‘por qué no me voy a poder dedicar a esto si me gusta mucho’. Se lo comenté a mis padres, reaccionaron muy bien y aquí estoy, cada vez mejor y disfrutando mucho de la formación.


fernando benito tejedor cocina hosteleria diego praves 6- ¿Se ve de cocinero en su vida profesional?


- Si, ya estuve trabajando en verano en una cocina, te das cuenta de que es duro pero salí muy satisfecho y convencido de que me quiero dedicar a esto.


- ¿Le gustaría trabajar en Valladolid o salir fuera?


- Me gustaría probar fuera primero, es lo que estoy buscando para las prácticas. Soy de Valladolid y si puedo trabajar aquí encantado, pero también creo que puede ser interesante salir fuera, tener más experiencia, conocer otros estilos.