El Tordesillas rompe la imbatibilidad de Unionistas en su campo

El Tordesillas rompe la imbatibilidad de Unionistas en su campo

|

Unionistas de Salamanca ha perdido este domingo en las Pistas 2-1 frente al Atlético Tordesillas, un rival complicado que ya en el partido de ida propició el peor juego visto hasta ahora en el equipo charro.


La situación había cambiado, con unos blanquinegros líderes destacados y demostrando un buen juego sobre el césped. Además, querianquerían sacarse la espina clavada de ese partido de ida para seguir afianzando el liderato. Pero no ha podido ser.


Comenzó el partido frío, como la mañana. Unionistas no conseguía romper la presión del Tordesillas y pecaba de tocar en exceso atrás. En una de las jugadas, un pase al portero se quedó corto y el equipo rival lo aprovechó para adelantarse en el minuto diez.


El jarro de agua fría despertó a los blanquinegros, que con más empuje que precisión llegaron una y otra vez a la portería vallisoletana. En el minuto quince, la fe y lucha de Manjón le condujeron hasta el área, robo, pase de la muerte y remate de Cristo al fondo de la portería, dedicando el gol al pequeño Rubén para que pueda superar su enfermedad. Problema arreglado en cinco minutos y a volver a empezar.


No regresó a la presión inicial el Tordesilla y optó por jugar con la defensa adelantada en busca de achicar espacios, pero Unionistas tocaba mejor en el centro, con un De la Nava que se movía por todo el campo para buscar, y encontrar, los huecos. Suya fue una ocasión de gol y forzó la expulsión de un defensa en el minuto 30. También tuvieron el segundo Manjón de cabeza y Cristo desde el borde del área, pero el portero rival estuvo más acertado.


Y cuando parecía más cerca el segundo gol Unionistas, con un disparo de Chuchi de volea junto a la escuadra empalmando un córner, el que llegó fue el segundo del Tordesillas. Pérdida de balón, rápida contra, pase al hueco y mano a mano solventado con regate al portero por parte del delantero centro.


Otro jarro de agua fría a falta de cinco minutos para el descanso que noqueó a Unionistas, pues en lugar de tocar el balón para abrir espacios y cansar a un rival con diez jugadores se dedicaba a buscar el pase directo entre líneas por el centro, y ahí el Tordesillas estaba más cómodo.


Salió con más ganas Unionistas, pero con pocas ideas. Así que Astu movió banquillo e hizo debutar a Jorge Alonso, que nada más salir ya demostró la clase que tiene. El equipo fue otro, buscando más a Cristo, Manjón y De la Nava. Y Jorge Alonso tuvo el empate en el minuto quince con un disparo al larguero.


Lo intentaba Unionistas con internadas por la banda, pero faltaba el último pase o el último remate certero. Mientras, el Tordesillas ya se dedicaba claramente a perder tiempo y el público charro a impacientarse.


No era el día en ataque, sobre todo de Cristo, con más fallos en el remate de lo habitual. Peligraba la imbatibilidad de dos años en Las Pistas y los minutos pasaban sin llegar el empate. El portero rival sacó una a bocajarro cuando ya se cantaba el empate y después se empeñaba en perder más tiempo ante la permisividad del árbitro.


Fruto de la impotencia, Piojo y Astu se autoexpulsaron. Unionistas colgó balones al área a la desesperada, pero ni eso salió. Pinchazo inesperado contra un rival que tiene tomada la matrícula al equipo charro y lo sabe sacar de quicio.


FOTOS LUIS FALCÃO