La minirotonda de los 'templas'

La minirotonda de los 'templas'

|

Hace un año se construyó en la avenida de la Merced de Salamanca, en el barrio Ciudad Jardín, una pequeña glorieta cuyo objetivo era evitar los giros a la izquierda tanto de los conductores que se dirigen a la Facultad de Psicología y Bellas Artes como del autobús que realiza este recorrido al dar la vuelta. Sin embargo, se ha convertido en la minirotonda de los 'templas'.


Tres son los conductores que, al menos se tenga conocimiento público, se han tragado esta glorieta. El más reciente el pasado fin de semana, un hombre en aparente estado de embriaguez que se negó a realizar las pruebas y se marchó en un taxi. En diciembre le ocurrió a otro, éste sí, con positivo tras soplar en el test de alcoholemia.


Pero el caso más famoso tuvo lugar en noviembre, cuando la procuradora del Partido Popular y reincidente Rosa Valdeón se estampó contra la señal de la rotonda y dio positivo por alcoholemia. Hechos que le obligaron a dimitir de su escaño en las Cortes de Castilla y León.


Efectivamente, la rotonda es pequeña y al anochecer o amanecer, si un conductor está despistado, o embriagado, puede no verla con claridad. No obstante, teniendo en cuenta su tamaño son varias las señales que avisan de su existencia, incluso lumínicas.