IU propone que la Diputación asesore sobre la instalación de macrogranjas

IU propone que la Diputación asesore sobre la instalación de macrogranjas

|

El grupo de Izquierda Unida en la Diputación Provincial ha propuesto que la institución asesore a los ayuntamientos y vecinos de la provincia sobre la instalación de macrogranjas, porque son incompatibles con el incipiente modelo de desarrollo sostenible que defiende.


En este sentido, recuerdan que desde la Diputación Provincial, y tras querer ampliar el lema turístico de “Zamora, Patrimonio Sostenible” a todas las actividades, se está apostando por un incipiente modelo de desarrollo que apoya la producción agrícola ecológica, el cierre de la producción con la transformación agroalimentaria, la potenciación de los productos alimentarios de calidad, la conservación del medio natural como elemento de atractivo turístico incluso, y la lucha contra la despoblación.


En definitiva, por una Zamora “sostenible”. Y ello porque otros modelos como el que pretenden con la instalación de macrogranjas son los que han llevado a Zamora a perder cada vez más habitantes al año.


Sin embargo, Villafáfila y Cerecinos de Campos en el Parque natural de las Lagunas de Villafáfila, y Faramontanos de Tábara posteriormente… los habitantes de los pueblos de Zamora están viviendo una incertidumbre provocada por la oferta de instalación de macrogranjas de cría de porcino en su territorio.


Algunos vecinos se están organizando en plataformas ciudadanas para exigir garantías en todos los casos, y en algunos oponerse frontalmente a estos proyectos, mientras que los ayuntamientos también están divididos a la hora de tomar una decisión al respecto.


Por ello, desde el Grupo de IU proponen al Pleno la aprobación de una moción de urgencia para dar a conocer que la Diputación apuesta por un modelo de desarrollo rural que permita la producción ecológica, el mantenimiento de los espacios naturales, el cierre del ciclo de transformación agroalimentaria en la provincia, el apoyo a los agricultores a título principal, y el mantenimiento de la población en el campo. Y considera que las macrogranjas ganaderas podrían ser incompatibles con estos objetivos en algunos casos.


Asimismo, que la Diputación pondrá a disposición y ofrecerá a los ayuntamientos y a los vecinos afectados los medios técnicos de los que dispone para valorar el impacto ambiental y el impacto social de la instalación de macrogranjas de cría en los municipios que lo demanden.
Por último, ante las repercusiones para toda la provincia, la Diputación promoverá un debate ciudadano, técnico y social que permita conformar una opinión crítica a los habitantes de Zamora y a las Instituciones locales que deben tomar decisiones respecto la instalación de las macrogranjas.