Valladolid y Torremolinos hermanan su pasión por las motos

Valladolid y Torremolinos hermanan su pasión por las motos

|

Valladolid y Torremolinos están separadas por más de 700 kilómetros y en un primer momento no parece que puedan tener mucho en común, entre una ciudad de la costa sur del Mediterráneo y otra en el corazón de la meseta. Sin embargo comparten una pasión por las motos que este viernes se ha puestos de manifiesto en la visita de una delegación del Ayuntamiento de la localidad malagueña a la concentración motera de Pingüinos.


La concejala de Cultura de Torremolinos, Aida Blanes, ha destacado que “desde hace más de un año hay un contacto fluido tanto con el Ayuntamiento de Valladolid como especialmente con Turismoto, con quien la organización de la concentración motera que Torremolinos tiene en octubre está hermanada”.


La diferencia entre ambas concentraciones es manifiesta, “aquí ahora estamos con frío y casi bajo cero y allí la hacemos en octubre y con 30 grados”, ha comentado bromeando Blanes, que ha incidido en que eso no es impedimento para que se estrechen las relaciones y los vínculos encaminados por ejemplo a promocionar las cada concentración cuando se celebra la otra, “con la idea de que haya gente que viene de otros sitios que repita y acuda a las dos citas”.


motos moteros pinguinos valladolid enero 2018 2“Pingüinos es un referente nacional en las concentraciones de motos, es una de las más prestigiosas y ahora que estamos aquí vemos por qué, con unas instalaciones muy buenas y una organización muy asentada; por eso es un ejemplo del que tener en cuenta muchos aspectos para nuestra concentración que alcanza su octava edición y no ha parado de crecer”, ha argumentado Aida Blanes.


Lo primero, las motos


Por su parte, la concejala de Cultura y Turismo de Valladolid, Ana Redondo, ha apuntado que Torremolinos ha mostrado interés por contactar con el Ayuntamiento y con ver el funcionamiento de Pingüinos, “que es un punto de partida para ese intercambio de moteros, un hermanamiento que surge a partir de ahi y que puede ser la puerta para otras cosas realizables, pero de momento es el momento de Pingüinos, toca hablar de ellos y de las motos”.


Redondo ha incidido en que las dos concentraciones “son complementarias, por fechas, por meteorología que se da en cada caso, por lo que puede ser un atractivo y un aliciente esa promoción para que haya un intercambio de participantes que repitan en las dos citas; todo lo que sea para ampliar esta gran familia de la moto es positiva”.