Los nervios juegan una mala pasada a un joven con hachís

Los nervios juegan una mala pasada a un joven con hachís

|

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 18 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tenencia de sustancias estupefacientes presuntamente destinadas al tráfico ilícito.


Según informa la Comisaría de Salamanca, los agentes patrullaban en un vehículo oficial sin distintivos, dentro de las labores de prevención de la delincuencia y específicamente del narcotráfico, cuando observaron en la calle Heliodoro Morales, en el barrio Garrido, a un joven que caminaba en actitud vigilante, por lo que le interceptaron para identificarle.


Entonces se mostró muy nervioso. Al manifestarle que iban a efectuarle un cacheo de seguridad, les entregó voluntariamente un pequeño trozo de hachís. Pero le advirtieron que junto a la goma del chándal que vestía sobresalía un bulto, comprobando que se trataba de otro trozo más grande de la misma sustancia. El peso total de ambos era de 32 gramos.


La actitud del joven, la distribución de la sustancia y el hecho de que le constan antecedentes, presuponen para la Policía que estaba vendiendo la droga al menudeo, por lo que procedieron a su detención y puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.