Menos de 5.000 trabajadores en la sanidad pública cuatro años después

Menos de 5.000 trabajadores en la sanidad pública cuatro años después

|

El último 'Boletín de empleados al servicio de la administración pública' que ha difundido el Gobierno, con datos actualizados a 1 de julio de 2017, muestra una clara pérdida de trabajadores en la sanidad pública durante la crisis. Ahora que llega la recuperación económica, sin embargo no lo hace la plantilla sanitaria.


Los últimos datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cifran en 4.990 los empleados de hospitales y centros de salud en la provincia de Salamanca. Son once menos que a comienzos del año 2017, rompiendo una senda de dos semestres al alza, como puede apreciarse en el gráfico adjunto. Pero sobre todo destaca que cuatro años después la plantilla vuelve a estar por debajo de los cinco mil empleados.


Desde el inicio de la crisis son casi trescientos trabajadores menos, que se han ido recuperando paulatinamente desde 2013, pero con pequeños altibajos. La principal causa es la nula tasa de reposición decretada por el Gobierno, para la que ahora ya ha vuelto a abrir la puerta. Así, han sido numerosas las jubilaciones de médicos durante los últimos años sin ingresar personal joven.


Por ejemplo, en 2017 llegaron al final de su vida laboral en torno a veinticinco facultativos y en 2018 serán más de setenta, puestos de difícil reemplazo en la actualidad por la escasez de médicos de familia jóvenes, según datos de la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca.


El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado recientemente la convocatoria de 3.409 plazas por parte de la Consejería de Sanidad, de las cuales 1.754 serán de Enfermería y 1.069 de Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE).