La Cueva de Salamanca, recinto para botellones y ajustes de cuentas

La Cueva de Salamanca, recinto para botellones y ajustes de cuentas

|

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha vuelto a dirigirse a los responsables municipales para poner en su conocimiento que el espacio público, y de propiedad municipal, que conforman la Torre del Marqués de Villena, la Cerca Vieja, la cripta de la antigua Iglesia de San Cebrián y el aula expositiva con los restos de dicho templo, sigue siendo utilizado por grupos de chavales "donde pasan el tiempo de forma no especialmente respetuosa con los visitantes, a la vez que éste sirve para la celebración de botellones y ajustes de cuentas por parte de otros individuos".


Esta nueva denuncia, y que se une a otras precedentes por usos inadecuados, suciedad y vandalismo, está refrendada por los vecinos y por varios miembros de la asociación que han sido testigos "de cómo la dejación del Ayuntamiento de Salamanca ha permitido que uno de los lugares más singulares de nuestra ciudad no pueda ser conocido en las mejores condiciones porque se ha convertido en un basurero y porque las personas que lo utilizan están ahuyentando a ese público que se desplaza hasta Salamanca".


Según describen los propios vecinos, que padecen las molestias que todo esto significa para la convivencia y el bienestar, los chavales "están usando la Cueva como una discoteca para reunirse, tocar música y gritar. También beben y consumen alimentos dejando basura. En ocasiones los hemos visto escalar el muro más antiguo y hemos visto como patean los focos".


Además, apuntan que durante el Puente de la Constitución hubo una pelea entre dos bandas delante de un grupo de visitantes. Una situación violenta de la que también han sido testigos miembros de la Asociación, concretamente en la tarde-noche del pasado 30 de diciembre, cuando tres jóvenes en el aula expositiva rodeaban a otro que habla en alto manifestando sentirse amenazado e intimidado por sus conocidos en lo que podría calificarse como un ajuste de cuentas.


La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio viene denunciando desde hace mucho tiempo los comportamientos desagradables e íncivicos que tienen lugar en este enclave de la ciudad histórica, lo que agrava la inacción del Ayuntamiento de Salamanca y de la Policía Local, "quienes han demostrado sobradamente que no son capaces de proteger un recinto cerrado del vandalismo, la suciedad, las pintadas, los daños al patrimonio y, también, han minusvalorado su responsabilidad ante las graves situaciones de riesgo a las que se exponen algunas personas".