Alumnos sin clase y trabajadores sin poder llegar a su puesto

Alumnos sin clase y trabajadores sin poder llegar a su puesto

|

El estado de las carreteras afecta a las rutas escolares debido a la presencia de hielo en las carreteras de la provincia de Salamanca. Ayer fueron 1.240 alumnos los que faltaron a clase, sobre todo de las comarcas de Béjar, Guijuelo, Peñaranda y Las Villas. Este martes de nuevo han faltado escolares a las aulas, aunque menos, 162, y sólo de las zonas de Guijuelo y Béjar.


Y es que existen decenas de pueblos, especialmente en el sureste de la provincia, que se encuentran casi incomunicados o con graves dificultades por la imposibilidad o gran dificultad para transitar por las carreteras de acceso o salida a estos municipios.


Pero el temporal de nieve también afecta a su tejido empresarial. Las complicaciones para la circulación de vehículos por las acumulaciones de nieve y placas de hielo en las principales carreteras de la provincia han dificultado el transporte hacia los centros de trabajo. La Confederación de Empresarios Confaes ha cifrado en un 8% las ausencias de trabajadores por las malas condiciones meteorológicas.


La patronal, que ha recibido ayer numerosas consultas al respecto por parte de trabajadores afectados, quiere pedir prudencia en los desplazamientos por carretera y aclara que no se penalizarán dichas situaciones debido a la excepcionalidad de la climatología de los últimos días.


Situaciones que se han notado, especialmente, entre las medianas empresas (aquellas que cuentan con más de diez trabajadores) de Salamanca capital, que han sido, según la Confederación, las que más incidencias han sufrido por los cortes intermitentes de la autopista AP-6 (Adanero-Collado Villalba), una de las vías que unen la provincia charra con Madrid.


En el caso de las empresas con mayor tamaño en la provincia, también han sufrido puntualmente varios inconvenientes en forma de retrasos a la hora de la llegada de trabajadores e, incluso, excepcionalmente, la no asistencia de los que se encontraban en las zonas más afectadas o que pasaban por ellas.


El responsable de Prevención de Riesgos Laborales de la Confederación, Alberto Fiz, recuerda que en 2017, los accidentes in itinere (aquellos que suceden cuando el trabajador de dirige a su puesto de trabajo) acumulan la mayoría de los accidentes laborales en la provincia. “Según la Junta de Castilla y León, seis de cada diez accidentes que han sucedido en Salamanca han sido in itinere. Por ello, pedimos a los conductores que extremen la precaución al volante y aún más en estos días con un clima tan complicado en las vías salmantinas”.


Igualmente, recomienda que en trayectos con nieve y hielo en la calzada “los conductores deben aumentar la distancia de seguridad, utilizar luces de cruce, marchas largas, así como realizar frenadas suaves con el fin de evitar accidentes por patinaje”. Otra importante indicación, que a menudo se olvida, es “llevar siempre cadenas en el maletero durante los meses de invierno y saber ponerlas correctamente”, concluye.