La fachada del Palacio Monterrey luce de nuevo tras su restauración

La fachada del Palacio Monterrey luce de nuevo tras su restauración

|

Los exteriores del Palacio de Monterrey de Salamanca ya lucen de nuevo, una vez la empresa encargada de la rehabilitación de la fachada ha retirado los andamios y los contenedores de obra que durante los últimos meses han estado presentes en el monumento para poder desarrollar las tareas de mejora.


Tras una primera etapa en la zona más próxima a la iglesia de La Purísima, los operarios han procedido en los últimos días a la retirada de las estructuras en la torre y en la parte más próxima a ella.


Ahora, los exteriores de este inmueble, propiedad de la Casa de Alba, podrán de nuevo ser contemplados en todo su esplendor. En cuanto al interior, está previsto que se pueda visitar próximamente.


En este sentido, el Ayuntamiento de la ciudad ya avanzó el pasado mes de diciembre que el patrimonio en 2018 "seguirá siendo uno de los principales recursos promocionales de la ciudad, que caracteriza a Salamanca como destino" y que la apertura al público del Palacio de Monterrey y la ampliación del recorrido del Convento de San Esteban -otra intervención- "constituirán dos nuevos productos turísticos, en el marco de la promoción de la Salamanca patrimonial".


Dentro del acuerdo del Ayuntamiento con la Casa de Alba, la institución municipal ha aportado unos 320.000 euros para sufragar las obras de conservación, consolidación y rehabilitación del edificio, a cambio del permiso para una mayor apertura y con "carácter estable".


Las actuaciones municipales se han centrado en las fachadas sur y este, en el Torreón de esquina y en la Torre Central, unas labores que han consistido, fundamentalmente, en el tratamiento de la sillería de los muros, de los elementos lineales -impostas y cornisas- que conforman su fachada y de los elementos ornamentales como son las gárgolas, los pináculos, los grupos escultóricos y las cresterías.