Los servicios que prestan los bomberos de Benavente están 'perfectamente' regulados

Los servicios que prestan los bomberos de Benavente están 'perfectamente' regulados

|

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Benavente ha valorado positivamente la sentencia del Juzgado de lo Social respecto a la reclamación de horas extras de un ex bombero que trabajó para el consistorio de forma interina unos meses, que falla a favor del propio Ayuntamiento.


El equipo de Gobierno valora positivamente la sentencia porque refuerza el argumentario que ha expresado “por activa y por pasiva” respecto a que no existe ningún exceso horario de jornada y que cualquier servicio extraordinario que se pudiera realizar estaba perfectamente regulado y compensado.


Asimismo, desde el consistorio de Benavente destacan que esta sentencia “tira por tierra toda la teoría alarmista del Partido Popular, ya que se ha encargado de denunciar de forma reiterada que existe un exceso horario y que llegaban a realizar 96 horas semanales, incitando a los trabajadores a que demanden al Ayuntamiento, para perjudicar a la administración a la que ellos también representan, en una demostración más de deslealtad institucional”.


En este sentido, señalan que parece ser que “ya se han olvidado que ellos fueron los creadores del engendro de Parque, que los trabajadores tenían peores condiciones laborales, pero entonces no pasaba nada ya que existía un acuerdo tácito mediante el cual, ‘yo te enchufo pero tú no me generas problemas’, y eso ha sido así durante casi 25 años”.


La claridad y contundencia de esta sentencia, aplicando la doctrina del Tribunal Supremo, tiene una línea argumental muy similar a la que en su día expresó la Inspección de Trabajo, ya que diferencia claramente entre horas de mera presencia y horas efectivas de trabajo, haciendo una comparativa con las guardias médicas, donde por la naturaleza del servicio no tolera la interrupción del mismo.


Por todo ello, desde el Ayuntamiento recuerdan que desde que comenzó este mandato, las condiciones laborales, lejos de empeorar, han mejorado sustancialmente, con lo que este tipo de denuncias aunque son en el ámbito de lo laboral, “tienen el tufo que ha generado durante tantos años este ejemplo claro de red clientelar enquistada, a la cual y afortunadamente estamos aplicando el tratamiento adecuado, con el único fin de dotar a la ciudadanía de un servicio básico y prioritario de calidad con auténticos profesionales, porque cuando está en juego la vida de las personas, ni se puede, ni se debe especular”.


Concluyen señalando que “resulta muy triste” comprobar cómo hay trabajadores que cuando no son capaces de acceder al empleo público a través de los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad regulados en el EBEP, utilizan la justicia para intentar vengarse de quien no accedió a sus pretensiones de perpetuarse en unos puestos que legítimamente no les corresponden. “Sabíamos que esta regularización nos supondría pagar un peaje, un coste político por un intento de acoso y derribo constante que desde el primer momento hemos estado dispuestos a asumir generosamente, ya que hemos priorizado el bien común, por encima de otro tipo de intereses”.