Una pésima segunda parte condena al Real Valladolid

Una pésima segunda parte condena al Real Valladolid

|

El Real Valladolid se volvió de vacío de Pamplona (4-2) tras una segunda parte en la que Osasuna fue capaz de remontar la ventaja blanquivioleta con la que se llegó al descanso. Un penalti cometido por Antoñito y un tanto de David Rodríguez después de un barullo en el área cortocircuitaron al Pucela en apenas dos minutos, cuando la grada local estaba más nerviosa y cuando el conjunto de Luis César parecía más cómodo sobre el maltrecho césped de El Sadar.


El partido comenzó mal, con un tanto muy tempranero de David Rodríguez en los primeros compases. El Real Valladolid se repuso con personalidad y se hizo con el control del partido, hasta el punto de que se valió de un doblete de Mata para dar la vuelta al marcador justo antes del descanso.


El partido estaba controlado, con Osasuna cada vez más arriesgado en su propuesta y con los visitantes en busca de un contragolpe letal. Pero el penalti sobre Fran Mérida fue clave y cambió el panorama. Barja se encargó de sentenciar cuando el Pucela había dado un paso adelante y buscaba con todo el empate.


El equipo finaliza la primera vuelta con 29 puntos y el próximo fin de semana visita al Barcelona B para abrir la segunda parte de la competición.