“Muchas autoescuelas de Valladolid están al borde de la quiebra”

“Muchas autoescuelas de Valladolid están al borde de la quiebra”

|

El pasado 13 de diciembre los examinadores de tráfico desconvocaban la huelga que, desde hace más de cinco meses, estaban realizando en todo el territorio español. En total, 59 días de huelga laboral que han afectado desde el verano tanto a alumnos como a autoescuelas. En Valladolid, según relata Sergio Díaz Chico, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Valladolid (APAVA), a Noticias Castilla y León, unas 2.000 pruebas han sido suspendidas, suponiendo un enorme perjuicio tanto a unos, como a otros.


“Solo se ha podido examinar una vez al mes, cuando lo normal es hacerlo dos o tres veces”, explica Sergio Díaz, con aparente malestar por lo sucedido en los últimos tiempos. De hecho, poco se ha arreglado con la desconvocatoria, pues no se ha solucionado nada: “El colectivo examinador ha conseguido una propuesta firmada por todos los partidos políticos, menos por el PP, de que en los próximos presupuestos habrá una partida presupuestara para el complemento específico que pedían”.


Se trata así solo de un compromiso firmado para unos presupuestos generales del Estado que se retrasarán al menos hasta el verano, con el añadido de no tener el apoyo del PP, que es quien debe aceptar dicha partida presupuestaria. A pesar de ello, Sergio Díaz afirma que desde el colectivo examinador se confía en lograrlo y no regresar a la huelga, estando siempre la amenaza de volver a convocarla si todo sigue igual.


Valladolid sufre la huelga


La cifra de 2.000 pruebas afectadas demuestra lo mucho que han sufrido las autoescuelas pucelanas esta situación. Además, muchas han dejado de convocarse al saber los alumnos la incertidumbre que había en torno a las posibilidades de realizarla. Con la opción de mantener el teórico durante dos años, Sergio Díaz indica que “muchos lo han dejado para el próximo verano al no tener la certeza poder examinarse en estos momentos”.


En cuanto a los alumnos inscritos en autoescuelas durante este periodo de huelga, se ha notado una disminución de alrededor del 30%, tanto durante el verano, como el invierno, épocas en las que siempre se experimenta un mayor número de matriculaciones en las autoescuelas. Por ello, y por la crisis ya existente en este sector, Sergio Díaz no duda en afirmar que “muchas autoescuelas de Valladolid se encuentran al borde de la quiebra”. Una situación nada alentadora.


Para más inri, según Sergio Díaz, para que funcionaran de forma correcta los exámenes de tráfico prácticos, Valladolid necesitaría tres examinadores más, puesto que estos no solo se dedican a examinar, sino también a realizar inspecciones presenciales en las aulas de las autoescuelas y en sus vehículos; algo que a día de hoy no es viable por la falta de personal. El número es más significativo a nivel nacional, necesitándose 200 examinadores más a una plantilla ya muy mermada.


La solución queda así en el tejado de los partidos políticos de la oposición, y en el propio Partido Popular, que deberán llegar a un consenso para concretar esas partidas presupuestarias que reclaman los examinadores y evitar de esa forma que se repita la convocatoria de huelga y una situación que sería desastrosa para las autoescuelas.