“El cambio en las líneas mejorará los descansos de los conductores”

“El cambio en las líneas mejorará los descansos de los conductores”

|

En los últimos años los problemas entre Auvasa y los trabajadores han sido una constante. Ahora, con el cambio de las líneas que entran en vigor el 2 de enero, el Ayuntamiento y la empresa municipal de transporte confían en que se facilite el alcanzar acuerdos.


- ¿En qué punto están las negociaciones entre Auvasa y el comité de empresa?


- El diálogo tiene que se continúo. No tenemos problemas como tal, tenemos retos. Estamos en fase de negociación del convenio colectivo, estamos manteniendo reuniones cada semana entre la dirección de la empresa y el comité para ello. También tenemos pendiente la aplicación de la Sentencia de los 30 minutos de descanso. La aplicación de las nuevas líneas va a ayudar a propiciar ese entendimiento. En el diseño de las líneas se han tenido en cuenta principalmente dos aspectos, uno es la mejoría del servicio y la otra es la mejora de los tiempos de descanso de los conductores. Las líneas que peor estaban, que iban más justas y menos descanso tenían los conductores son las que más se han retocado.


- Los calendarios también han sido un aspecto conflictivo.


- Los calendarios se han entregado a los trabajadores el día 30 de noviembre para todo el año 2018, creo que hay satisfacción por todas las partes y que es algo muy positivo que puede generar confianza para alcanzar otros acuerdos, porque siempre se alcanzan los acuerdos beneficiosos para todos desde el diálogo y no desde la confrontación.


- ¿Es optimista respecto a la solución definitiva de este reto?


- En cuanto a los 30 minutos de descanso llevamos más de un año negociando, espero que con la implantación de las nuevas líneas se pueda reconducir la situación y podamos encontrar una solución para desbloquearlo. Siempre soy optimista, no es fácil, es una situación complicada, pero hay que buscar puntos de encuentro, pero hay que buscar una solución, compartida y pactada dentro de lo que permita la ley, que no nos permite incrementar la aportación del Ayuntamiento, ni contratar a nuevos trabajadores. Con esas líneas rojas es con las que hay que buscar un acuerdo para cumplir esa sentencia y que estén satisfechas las partes.