Xavier Flotats: "Lo ocurrido en España con las renovables no tiene perdón"

Xavier Flotats: "Lo ocurrido en España con las renovables no tiene perdón"

|

La Fundación Naturgy organizó este martes una interesantísima jornada en la que se abordaba la importancia del gas renovable para fomentar una economía circular que ayude a generar menos residuos y a cuidar un medio ambiente dañado.


Para comprender mejor todos estos términos, NoticiasCyL tuvo una distendida charla con Xavier Flotats, catedrático emérito de ingeniería ambiental, en la que energía, economía sostenible e incluso despoblación, más mirando al problema que sufre Castilla y León en este aspecto, estuvieron muy presentes.


Pregunta. ¿Qué es el gas renovable?


Respuesta. Son todos aquellos gases combustibles que tienen su origen en una fuente o materia prima renovable. Producir hidrógeno a partir de la energía eléctrica excedentaria renovable hace que el hidrógeno lo sea, por ejemplo. Si produzco hidrógeno a partir de petróleo no lo es.


Materias renovables serían todas aquellas que se generan a partir de la energía solar. Biomasa agrícola, forestal, etc.  Toda la cadena trófica, no solo humana sino también la animal está basada o se crea a través de la energía solar como fuente. Todos los combustibles que obtengamos de esta cadena trófica serán renovables.


P. La importancia de estas energías renovables dentro de la economía circular es máxima.


R. Es una manera de poder aprovechar, primero, la energía contenida en todo aquello que desechamos, que no utilizamos para nuestra vida. Es darle otro uso no sólo a aquello que generamos como residuo sino a todo aquello, anterior a nuestro consumo, que por el camino tampoco se ha aprovechado.


Para que todo esto funcione, no solo son importantes estos residuos sino también hay que optimizar todos estos circuitos y minimizar los consumos en caso contrario, la sostenibilidad no es posible ya que siempre hay pérdidas. Todo este proceso no es fácil, requiere mucha planificación, mucha visión de futuro y mucha insistencia.


Xavier Flotats.


P. Al final lo que se persigue es impulsar esa economía sostenible, con menos consumo de energía y una utilización mejor de estos recursos.


R. Así es, al final lo que se persigue es optimiza toda la cadena.


P. Está muy presente también dentro de las estrategias europeas.


R. Es básico. Dentro del paquete legislativo sobre la economía circular ya hay un borrador, y se supone que se aprobará en pocos meses, sobre la producción de fertilizantes a partir de residuos. Esto va a cambiar muchos hábitos. Si se pueden procesar residuos, es decir transformarlos en algo útil con valor económico, se podrán obtener fertilizantes que sustituyan a los de síntesis que dependen del gas natural o del petróleo, y nos acercaremos un poco más al ideal de la economía circular.


Hicimos un estudio en 2011 sobre el inventario de instalaciones y tecnologías de procesado de deyecciones ganaderas en Europa. Estudiamos qué tecnologías estaban implantadas, su funcionamiento e impacto ambiental y económico. Las más interesantes eran aquellas que podían producir productos fertilizantes de fácil transporte, pero el gran limitante era que no existía ni mercado ni Ley que protegiera estos productos. Faltaba poner el sello.


Han pasado casi ocho años y parece que va a salir una normativa europea que habrá que trasladar a la española sobre esto. Va a ser importante que se asegure la trazabilidad de estos productos, para que a nadie se le ocurra camuflar residuos peligrosos en estos nuevos fertilizantes. Creo que vamos avanzando, pero demasiado lentamente.


P. Al final este cambio repercute en el bolsillo de las empresas que tienen que adaptarse. ¿Es muy costoso también en lo que al importe se refiere?


R. Por esto son también importantes las políticas de soporte. Hay que cambiar muchas cosas y las empresas necesitan signos de seguridad jurídica. Lo ocurrido en España con las renovables no tiene perdón de Dios.


En 2007 teníamos un Real Decreto donde se establecían unas primas a la producción de energía eléctrica a partir del biogás, que no eran nada del otro mundo comparadas con las que había en Alemania, Suecia o Austria, pero suficientes para empezar y activar el merado. La existencia del Decreto permitía a las empresas acceder a créditos y acometer inversiones, pero en 2013 todo esto desaparece.


Esta inseguridad jurídica crea un precedente tan extraordinario que ya nadie se fía. No estamos hablando de grandes empresas o fondos de inversión, sino de pequeños inversores que creen que el futuro está en las energías renovables. ¿Quién se atreve a desmentirlo?


P. El biogás puede ser una opción para esta economía circular.


R. Es una parte. Esto es un gran puzzle y el biogás es una pieza más. Cuando haces biogás, por ejemplo de purines de explotaciones ganaderas, residuos de industria alimentaria, o residuos de pescado en nuestros puertos, se evitan las emisiones a la atmosfera procedentes de  su descomposición incontrolada y a la vez obtienes un combustible que substituye un combustible fósil y además evita sus emisiones de gases de efecto invernadero. Aparte de producir energía se ofrece un servicio a los productores de purines y residuos orgánicos.


Podrían existir instalaciones en la costa que, por ejemplo, cuando hay una partida de pescado que se estropea, aprovecharlo para energía y fertilizantes en lugar de tirarlo al mar. La producción de biogás reduce las emisiones de gases de efecto invernadero y además favorece los procesos posteriores de producción de fertilizantes. Es una pieza clave del puzzle, pero como cualquier otra pieza: si alguna pieza, cualquiera, te falta no lo vas a poder acabar.


P. ¿Qué importancia puede tener este tipo de energía para el medio rural, por ejemplo?


R. Llevo muchos años estudiando esto de forma apasionada, de manera que podría autoengañarme, pero si haces números i prevés la subida del precio de combustibles fósiles, en pocos años saldrá a cuenta construir plantas de biogás sin ayudas económicas. El problema es que si el gobierno o el congreso de los diputados no ha favorecido la transición y el desarrollo de la tecnología y el mercado, habrá que ir a buscarlo a otros países donde los gobiernos tuvieron visión de futuro y fueron previsores. Este es el gran drama.


Cuando hablamos de las políticas que favorecen el biogás y la economía circular, el tema del desarrollo rural es muy importante. En el documento de las empresas gasistas de Francia, donde se introduce el objetivo de la autosuficiencia con gases renovables en 2050, ponía como punto clave del Gobierno evitar la despoblación del medio rural, y el método ha sido favorecer económicamente la producción de biogás y la inyección de biometano a la red de gas. Crear riqueza en el medio agropecuario es posible. La hay y hay que darle valor. Si el mercado no es capaz de darle valor hay que ayudarlo, pero si se hace tarde ya no quedará nadie allí.


https://www.noticiascyl.com/valladolid/sociedad-valladolid/2019/02/05/una-union-necesaria-por-el-bien-mundial/