La nieve obliga a cortar diez carreteras de Castilla y León

La nieve obliga a cortar diez carreteras de Castilla y León

|



Los últimos coletazos de la borrasca 'Helena' dificultan el acceso a Asturias y Cantabria, además de mantener cerradas diez carreteras de la red secundaria de Castilla y León, según informa la web de la Dirección General de Tráfico (DGT) consultada por Europa Press a las 19.20 horas.


Así, la AP-66 a la altura de Valverde de la Virgen (León) se encuentra en nivel amarillo tanto para acceder al Principado de Asturias como para pasar a la Meseta. También hay dificultades, aunque alguna menos, en la A-67 en Aguilar de Campoo sentido Cantabria y donde ayer tuvieron que ser embolsados una treintena de vehículos.


Además, hay diez carreteras cortadas, todas ellas en la red secundaria. Así, en Burgos se encuentra en nivel negro la vertiente burgalesa de los puertos, Lunada, Estacas de Trueba y La Sía, además de la CL-629 en Valdenoceda.


En la provincia de León, los puertos de Fonte da Cova y Ventana están intransitables, al igual que la N-625 en Oseja Sajambre y la LE-321 en Redipuertas. En Palencia, las carreteras afectadas son la P-210 en Cervera de Pisuerga y la P-991 en Husillos.


Por último, en Salamanca la DSA-191 en Candelario, y en Soria, la S-615 en Yanguas, están cerradas al tráfico.


Además, hay una veintena de vías en las que es obligatorio circular con cadenas o neumáticos de invierno. León acapara la gran mayoría, con 15 carreteras afectadas, seguidas de Burgos y Salamanca con dos y Palencia con una.