La crecida del Arlanza supera el nivel de alarma en Lerma

La crecida del Arlanza supera el nivel de alarma en Lerma

|


La crecida del río Arlanza avanza aguas abajo en la provincia de Burgos y, aunque el caudal ya no supera el nivel de alarma a su paso por Salas de los Infantes, sí que se encuentra por encima de ese límite en Lerma.


A su paso por este municipio, los últimos datos del Servicio de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), indican que el Arlanza presenta un nivel de 3,44 metros y con tendencia al alza, mientras que la alarma se establece en los 3,25.


Aguas arriba, donde el Arlanza se encontraba este jueves por encima del nivel de alarma, el caudal ya ha descendido sensiblemente y, según el último dato, arrastra 106,35 metros cúbicos por segundo (m3/s), con lo que ha bajado al nivel de alerta, de menor relevancia, y presenta tendencia a la baja.


Mientras tanto, en Covarrubias, el río lleva un caudal de 227,53 metros cúbicos por segundo, por encima del nivel de alerta, pero con tendencia a la baja y en Peral de Arlanza arrastra 146,29 m3/s, también en alerta, pero en este caso con tendencia al alza.


Puentedura



El alcalde de Puentedura (Burgos), Gonzalo Moral, ha mostrado este viernes la preocupación que se vive en esta pequeña localidad por la crecida del río Arlanza, ya que teme que si continúan las lluvias este fin de semana, como indica la previsión meteorológica, el nivel del ruido podría subir más, meterse en las calles del pueblo y llegar a las viviendas.


En declaraciones a Europa Press, Moral ha recalcado la "intranquilidad" con la que se ve la crecida que experimenta el Arlanza en los últimos días.


Esta localidad, situada aguas abajo de Covarrubias, cuenta con un muro de contención que separa la zona recreativa en la ribera del Arlanza, que ya se encuentra anegada por las aguas, de las calles más cercanas.


Aunque Moral ha apuntado que a lo largo de este viernes el caudal "ha bajado un poco", teme que si continúan las precipitaciones, previstas al menos durante buena parte de este sábado, y las primeras horas del domingo, el nivel subiría más y podría llegar a las primeras calles del pueblo y alcanzar las viviendas.


En la calle más próxima al Arlanza ya se han tapado las puertas con sacos por precaución, para que si llega el agua se filtre dentro la menor posible, al tiempo que se han asegurado las compuertas situadas en el muro de contención que se abren para desaguar agua hacia el río cuando llueve.


El regidor de esta localidad en la que en invierno residen unos 50 vecinos ha recordado que ha habido años en los que el Arlanza se ha saltado ese muro de contención y ha llegado a anegar los bajos de las viviendas más cercanas e incluso un bar situado en una plaza a 50 metros del río.


Intranquilidad por que no se sabe cuando va a despertar, la pasada noche llovió 20 litros por metro cuadrado y ha subido mucho. Esperamos que no siga subiendo.


Moral ha señalado que "no se sabe cuando va a despertar" el río, pero ha apuntado que Protección Civil informa de las horas a las que puede bajar la riada más fuerte.


Los últimos datos de la Confederación Hidrográfica del Duero indican que el caudal del río Arlanza ha bajado sensiblemente a su paso por Salas de los Infantes y Covarrubias, donde ya no supera los niveles de alerta.