Este será el operativo de tráfico para este verano en Castilla y León

Este será el operativo de tráfico para este verano en Castilla y León

|

Más de 1.300 agentes de la Guardia Civil y seis nuevos radares velarán por la seguridad en los más de 13 millones de desplazamientos que se prevén durante este verano, 500.000 más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.


El dispositivo especial de Tráfico comenzará este viernes 28 de junio y se prolongará hasta el domingo 1 de septiembre, tiempo durante el que se pondrán en marcha una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de garantizar la seguridad de los ciudadanos en sus desplazamientos y prevenir cualquier riesgo posible.


La Operación Salida del verano constará de cuatro fases: la primera, del viernes 28 de junio al lunes 1 de julio; la del 1 de agosto, del miércoles 31 de julio al jueves 1 de agosto; la del 15 de agosto, del miércoles 14 al domingo 18 de agosto; y la Operación Retorno, del viernes 30 de agosto al domingo 1 de septiembre.


La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martin Juárez, ha presentado hoy el dispositivo junto al subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán; la jefa coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías, y el teniente coronel de la Agrupación del Tráfico de la Guardia Civil del Sector del León, Rafael Aparicio, informa la Delegación a través de un comunicado remitido a Europa Press.


Durante los meses de julio y agosto se prevé que se realicen por las carreteras un total de 13.284.000 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un incremente del 3,70 por ciento respecto a los desplazamientos reales que se produjeron el año pasado. Para julio se han previsto casi 6 millones de desplazamientos, cifras muy similares a las del año pasado.


En agosto, la previsión es de más de 7 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un incremento del 8,16% respecto a los movimientos que se produjeron en agosto del año pasado.


Como sucede desde hace varios años, muchos ciudadanos optan por fragmentar sus vacaciones a lo largo de los dos meses y empezarlas en fin de semana, por lo que la DGT ha establecido dispositivos especiales de regulación y control del tráfico durante todos los fines de semana del periodo estival, intensificándolos durante los primeros de cada mes y dando lugar a las llamadas operaciones salida o regreso, explican desde la Delegación.


En los meses de julio y agosto del año pasado se produjo un aumento del número de desplazamientos de largo recorrido y aumentaron también en un 27 por ciento los fallecidos. Concretamente en los dos meses se registraron 33 fallecidos y 904 heridos. "Estos datos suponen que cada día del verano pasado falleció en carretera una persona cada dos días y otras dos resultaron heridas graves cada día, muchas de ellas con incapacidades permanentes. Todos tenemos una responsabilidad para hacer que esa terrible cifra no vuelva a repetirse", ha señalado Mercedes Martín.


Entre las medidas que van a desplegar, Mercedes Martín ha destacado la instrucción a la Agrupación de Tráfico para priorizar la vigilancia en las carreteras convencionales y comprobar que se está cumpliendo el límite de los 90 kilómetros hora en las carreteras.


Además, este verano los ciudadanos cuentan con trece agentes más de la Agrupación de Tráfico respecto al verano pasado y se instalarán doce nuevos radares, seis de ellos estarán operativos a partir del 1 de julio.


También, ha explicado, se realizará vigilancia a través de los medios aéreos de los que se dispone -un helicóptero que sobrevolará las carreteras de la comunidad autónoma y un dron-.


Más controles de alcoholemia 


Además, ha anunciado que se incrementarán los controles preventivos de alcoholemia, hasta las 130.000 pruebas. A esta cifra habrá que sumar las que realizan las policías locales y autonómicas, y se aumentará la vigilancia del uso del móvil con todos los medios disponibles.


Por otra partes, se llevarán a cabo tres campañas especiales de vigilancia, dos de ellas enfocadas a colectivos vulnerables: ciclistas (13 y 14 de julio); motociclistas (27 y 28 de julio) y la tercera a control de velocidad (del 12 al 18 de agosto)


Martín ha explicado que se ha hecho un "esfuerzo importante" para incrementar los medios humanos y técnicos para ponerlos al servicio de los ciudadanos, pero estos medios no servirán de mucho, ha aclarado, si no se tiene un comportamiento correcto en la carretera y si no se cumplen las normas establecidas. "No hay excusas, la seguridad vial es una responsabilidad de todos y todos debemos estar a la altura para no generar peligro en la carretera y sufrimiento a cientos de personas que sí que las cumplen", concluye.