Sánchez apuesta por partir de los "desafíos globales" aportando "soluciones locales"

Sánchez apuesta por partir de los "desafíos globales" aportando "soluciones locales"

|

La portavoz de Toma la Palabra, María Sánchez, ha apostado en su discurso en el pleno de toma de posesión por un enfoque en el que "partir de los grandes desafíos globales para traducir las soluciones en un escenario local. En este sentido se ha referido al desafío que supone incrementar el cuidado del medio ambiente y ha planteado que "queramos o no, va a cambiar drásticamente la manera de movernos, de cultivar o de calentar nuestros hogares. No estamos hablando de un futuro lejano, estamos hablando de que gran parte de la vida de nuestras hijas o nietos va a transcurrir en un mundo muy distinto".


Sánchez ha tenido palabras afectuosas hacia Rosalba Fonteriz, que ha formado parte del grupo de Toma la Palabra en la pasada legislatura, "puedes estar orgullosa de haber formado parte de la mayoría municipal en un mandato histórico, de cambio de época".


La portavoz de Toma la Palabra ha reconocido que "este discurso ha ido cambiando a lo largo de estos últimos días. Y lo primero que debemos hacer es pedir disculpas porque las fuerzas que veníamos compartiendo el gobierno hemos hecho difícil lo que gran parte de la ciudadanía esperaba y deseaba que fuera fácil, porque habíamos demostrado durante 4 años que éramos capaces de llegar a acuerdos por el interés de la ciudad".


"Ese espíritu vuelve a primar hoy, y hemos acordado una hoja de ruta con los primeros 150 puntos que cuenta con el respaldo de la mayoría absoluta de este pleno para los próximos cuatro años. Porque en 2015 se inició una nueva etapa, de cambio. Y creo que es indudable que se ha producido un cambio en las prioridades sociales y en la apertura de cauces de participación", ha detallado Sánchez.


La portavoz de TLP ha reconocido la exigencia que se afronta cuando un gobierno tiene continuidad ante el riesgo "de la autocomplacencia, por eso no debemos conformarnos con poder afirmar que hay cosas que están ahora mejor que hace 4 años: tenemos que tener la mirada puesta en todas las que aún están por hacer. Y esa mirada no debe ser a corto plazo: debe ser una mirada larga, a los grandes retos de nuestro tiempo".


"Espero también que la vida de las próximas generaciones esté marcada por un cambio drástico en las relaciones entre mujeres y hombres, para completar el camino de la igualdad. Confío en ello porque la fuerza con la que se han abierto paso debates y demandas feministas va a evitar que vuelva a ser nunca más un tema de segunda, y centre nuestra preocupación. La sociedad cambia cuando deja de aceptar como normales situaciones de injusticia que se perpetúan el tiempo", ha añadido.


"Valladolid no debe ser solamente una ciudad bonita, sino sobre todo una ciudad donde sea bonito vivir. Valladolid Toma la Palabra va a trabajar por ello y lo va a hacer siendo fiel a sus principios; dando siempre la cara, hablando con los vecinos en los barrios, con todos los colectivos y entidades, dedicando todas las horas del día, cueste lo que cueste. No podemos prometer que no nos vayamos a equivocar. Pero sí damos nuestra palabra de que nunca nos vamos a esconder", ha concluido.