Prisión provisional con fianza para Raúl Bravo y Carlos Aranda

Prisión provisional con fianza para Raúl Bravo y Carlos Aranda

|

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha dictado prisión provisional para el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo y el exjugador de varios equipos de Primera División Carlos Aranda en relación a la investigación de posibles amaños de partidos de fútbol, que se lleva a cabo en el marco de la Operación 'Oikos'. Podrán eludir la prisión con el pago de una fianza establecida en 100.000 euros cada uno de ellos, tal y como solicitaba el fiscal.


Ambos jugadores, que se han negado a declarar, se encuentran investigados como posibles responsables de los delitos de pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa, y se les impone la obligación de comunicar cualquier posible cambio de domicilio.


Ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, Ángel de Pedro, han prestado declaración otros cuatro detenidos. El primero de ellos, el jefe de los servicios médicos de la Sociedad Deportiva Huesca, Juan Carlos Galindo, ha quedado en libertad con cargos, como presunto autor de un delito de corrupción en el deporte. Tendrá que comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el Juzgado.


Para el presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Agustín Lasaosa, y el excapitán del Real Valladolid Borja Fernández, se ha decretado libertad provisional con fianza de 50.000 euros cada uno, investigados como presuntos autores de un delito de corrupción en el deporte y como cooperadores necesarios en un delito de estafa.


Ambos disponen de un plazo de diez días para abonar la fianza de 50.000 euros impuesta por el juez para cada uno de ellos. Además, tienen la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado, la prohibición de salir del territorio nacional, retirada de los pasaportes y obligación de comunicar cualquier cambio de domicilio.


75.000 euros de fianza para  el jugador del Deportivo, Íñigo López


El magistrado del juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha dictado libertad provisional con fianza de 75.000 euros para el jugador del Deportivo de La Coruña, Íñigo López, que ha declarado ante el juez que instruye las diligencias de la Operación 'Oikos' sobre el amaño de partidos de fútbol, tras ser detenido este martes.


El abogado del futbolista, Juan Pablo Lerena, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que el jugador tiene 15 días para depositar la fianza y ha señalado que los delitos por los que se le investigan son los de corrupción entre particulares en su modalidad de competiciones deportivas, predeterminación del resultado de competiciones deportivas y cooperación necesaria en un posible delito de estafa por las apuestas.


Lerena ha hecho un llamamiento a la presunción de inocencia tras el "revuelo" organizado, así como a "la mesura, prudencia y paciencia" para apuntar que cuando sepa qué han declarado otros investigados y pueda leer las transcripciones de las conversaciones telefónicas podrá decirle a su cliente que declare voluntariamente y exponga "lo que haya que explicar".


Ha apuntado que el juzgado y la Fiscalía han estado investigando seis meses cada uno y ha apelado a "esperar a ver lo que hay" para poder dar explicaciones ya que hasta ahora "hay datos que yo no tengo" y "no me ponen en igualdad de posición".


Ha recordado que se mantiene el secreto de sumario y su cliente ha estado detenido desde las 8.30 horas de este martes, "y desde entonces ha estado encerrado y ha sido trasladado por toda España", para declarar a las 15.00 horas de este jueves en Huesca.


"Tampoco creo que sea muy esperable" que declare "sobre hechos muy concretos sin saber lo que hay en el juzgado", ha comentado. Hasta ahora, han declarado cuatro de los detenidos en la Operación 'Oikos'.


Asimismo, el juez ha decretado libertad sin fianza para el jefe de los servicios médicos de la Sociedad Deportiva Huesca, Juan Carlos Galindo, a quien se le considera posible autor de un delito de corrupción en el deporte.