El Recoletas Atlético Valladolid ha bajado el telón de la temporada 2018-2019 con un dulce sabor de boca. Los gladiadores azules han firmado su mejor temporada en la Liga Asobal gracias a su séptimo puesto final, superando la novena y octava plaza que logró en las dos temporadas anteriores en la máxima categoría.


El conjunto dirigido por David Pisonero ha terminado la competición en un gran momento de forma, y el duro trabajo de esta campaña ha dado finalmente resultados en forma de resultados positivos. El Recoletas Atlético Valladolid ha terminado firmando la mejor racha positiva de la historia del club en Liga Asobal, con siete jornadas consecutivas sumando puntos (con seis triunfos y un empate). Además, consiguió finalizar con cuatro victorias consecutivas, otro hito histórico del equipo en la máxima categoría del balonmano nacional, ya que la anterior marca estaba en tres triunfos seguidos, en 2016-2017.


Este récord de partidos sin perder se engrandece cuando vemos los rivales a los que se enfrentaron los gladiadores azules durante esta racha: victorias ante Helvetia Anaitasuna, Abanca Ademar León, Condes de Albarei Teucro, Ángel Ximénez Avia Puente Genil, Bada Huesca y Secin Group Alcobendas, y un empate ante el Fraikin BM Granollers.


Otro récord superado en esta temporada es el de puntos obtenidos en una temporada en Asobal. Los gladiadores azules han terminado con 33 puntos, dejando atrás los 28 puntos conseguidos en las dos temporadas previas en la máxima categoría.


Y otra marca superada ha sido la de victorias fuera de casa, una de las asignaturas pendientes del club, y que en este curso se ha roto. Los gladiadores azules han sumado 7 victorias y 2 empates fuera de Valladolid, mientras que en Huerta del Rey han conseguido 8 victorias y 1 empate. En la Liga Asobal, el Recoletas Atlético Valladolid ha sido el cuarto mejor equipo fuera de casa con 16 puntos, solo por detrás del Barça Lassa (29 puntos), Bidasoa Irún (21) y BM Logroño La Rioja (19).


Estas marcas han permitido al Recoletas Atlético Valladolid concluir en la séptima plaza, otro récord del club en Asobal, tras el 8º puesto de la temporada 2016-2017, y el 9º de la 2017-2018.


Los de David Pisonero finalizaron con 15 victorias, 23 empates y 12 derrotas, con 869 goles a favor y 859 en contra. La cifra goleadora es excelente, la tercera mejor de la temporada con 28,9 goles anotados por partido, solo por detrás del Barça y Logroño. Este número de goles es también otro récord del club en Liga Asobal, ya que supera los 840 goles de la temporadas 2016-2017, y los 843 de la 2017-2018. En el ranking de defensas el Recoletas Atlético Valladolid ha ocupado la 13ª plaza con 28,6 goles en contra de promedio.


En la primera vuelta el equipo tuvo un buen inicio con victoria importante ante el Liberbank Cuenca y empate ante el Bidasoa Irún. Dos triunfos más ante Frigoríficos Morrazo y BM Benidorm permitieron al Recoletas situarse segundo en la tabla, su mejor posición histórica. Después llegaron momentos irregulares y en la jornada 20, después de cuatro derrotas en cinco jornadas, los gladiadores azules tocaron fondo en el puesto 12º. Sin embargo, a partir de ahí, los de David Pisonero ofrecieron su mejor versión sumando 16 de los últimos 20 puntos en juego.


La victoria más abultada del Recoletas Atlético Valladolid fue por 12 goles de diferencia, ante el BM Benidorm en la 5ª jornada (32-20) y ante el Teucro (38-26) en la 27ª jornada. Esos 38 goles anotados ante el Teucro y ante el Alcobendas en la última jornada también suponen un récord del club en la Liga Asobal.


GOLEADORES


El máximo goleador del Recoletas Atlético Valladolid esta temporada en Liga Asobal ha sido Abel Serdio (155 goles), seguido de Adrián Fernández (136) y Rubén Río (93).


El pivote Abel Serdio ha ocupado la 5ª posición del ranking de goleadores de la Liga Asobal. Junto a él, solo otro pivote, Adriá Figueras (2º con 176 goles), aparece entre los 20 máximos anotadores de la competición. Adrián Fernández ha sido el 8º máximo goleador de la competición.


Junto a ellos también han destacado como goleadores Diego Camino (78), Víctor Rodríguez (76 goles), Dani Pérez (74) y Manu García (71). Más atrás están Roberto Pérez (36), Miguel Camino (33), Jorge Serrano (22), Héctor González (20) y Gastón Mouriño (20).


La mejor marca anotadora en un partido, 9 goles, la dejaron Diego Camino (ante el BM Benidorm), Adrián Fernández (en dos ocasiones) y Abel Serdio (en otros dos partidos).


Abel Serdio es el que más lanzamientos ha realizado (199), seguido por Adrián Fernández (189), Rubén Río (160) y Víctor Rodríguez (133), pero el que mas efectividad ha tenido es Álvaro Martínez (83%, 15 de 18). Abel Serdio le sigue con un fantástico 78% (155 de 199).


Entre todos estos goles fueron muy destacables de los de Manu García. El joven extremo derecho de 22 años ha logrado 71 goles en una temporada en la que aterrizó en el Recoletas Atlético Valladolid con un rol secundario. Las circunstancias, como la lesión de Jorge Serrano, le empujaron a tener un gran protagonismo que ha resuelto con brillantez y una gran progresión técnica y anotadora.


También destacan la confirmación de los hermanos Martínez Lobato. Miguel solo se ha perdido un partido y Álvaro disputó 13. Miguel destacó en la primera parte de la competición, con 14 goles anotados, pero el pivote Álvaro Martínez irrumpió con fuerza en la segunda mitad de la Liga, sumando 15 goles y confirmando el acierto de la apuesta del club por ambos jugadores.


En la portería, el trabajo a dúo de Carlos Calle y César Pérez ha sido brillante. El madrileño Calle sumó 209 paradas en 684 lanzamientos (30,5% de efectividad), siendo el 12º mejor portero de la Liga Asobal en número de paradas. César Pérez terminó con 162 paradas en 546 lanzamientos (29,6%), 17º en el ránking de porteros Asobal.