Derrota para poner punto y final a la Liga

Derrota para poner punto y final a la Liga

|

El Aula Alimentos de Valladolid despidió la Liga Guerreras Iberdrola rindiendo visita al CBM Liberbank Gijón en un partido en el que, aunque ya no había nada en juego para las vallisoletanas, querían conseguir la victoria para ponerle el broche de oro a una gran temporada.


Sin embargo, y aunque trabajaron para ello durante los 60 minutos, el triunfo cayó del lado local en un encuentro en el que las chicas de Miguel Ángel Peñas volvieron a llegar muy cansadas al tramo final del encuentro.


El partido comenzó alocado, con carreras hacia ambas porterías, con Carmen defendiendo los intereses de las pupilas de Peñas y realizando buenas paradas en la primera mitad y con unos primeros instantes de igualdad en los que Joana Bolling cargó con el peso anotador en el cuadro visitante. Pero las jugadoras de Gijón querían llevar el ritmo del partido y pronto tomaron el balón como rehén para lograr su cometido. Fue entonces cuando comenzaron a dominar el electrónico, aunque con rentas cortas a las que las vallisoletanas amenazaban de manera constante.


Esto obligó al técnico local a pedir tiempo muerto al filo del minuto ocho, cuando el marcador mostraba un 6-5 a favor del Liberbank Gijón. A partir de ahí, Lorena Téllez fue un auténtico dolor de cabeza para las pupilas de Miguel Ángel Peñas, que trataron de frenarla pero sin conseguirlo. De esta forma vieron cómo poco a poco la renta se iba aumentando. La defensa trató de cerrar filas, pero no consiguieron la efectividad de otros partidos y los goles siguieron cayendo a pesar del esfuerzo.


Así, al descanso se llegó con 18-13, un resultado que mostraba la superioridad ofensiva de las locales. Sin embargo, tras la reanudación, el Aula Alimentos de Valladolid salió a la pista dispuesto a remontar el resultado y con un parcial de 1-5 hizo saltar las alarmas locales (19-18 minuto 36).


Este esfuerzo no fue suficiente, pues las pupilas de Diego Lafuente apretaron los dientes y volvieron a imprimirle una marcha más a su juego, con Camila Bonazzola llevando en esta ocasión las riendas anotadoras. Un parcial de 5-1 destrozó el intento de remontada vallisoletano (25-19).


No bajaron los brazos las chicas del Aula Alimentos de Valladolid; sin embargo no lograron reducir la ventaja de un Gijón que se encontraba mucho más fresco físicamente y que finalmente logró la victoria en la última jornada de liga (31-24).