El CBC Valladolid ante el partido más determinante de su corta historia

El CBC Valladolid ante el partido más determinante de su corta historia

|

El CBC Valladolid logró el ascenso a LEB Oro en su segunda temporada de historia. Ahora, dos años después de aquél momento, el equipo de Paco García está de nuevo ante un partido crucial para seguir apurando las opciones de ascenso a la liga ACB. Este martes a las 20:30 en el Javier Imbroda de Melilla, cancha en la que el actual Carramimbre ya fue capaz de asaltar en el partido inaugural de la serie (76-78), los de Paco García buscarán la victoria en el quinto encuentro de la serie para clasificarse a la Final Four por el ascenso.


A excepción del tercer partido, una serie tan igualada como la protagonizada entre Melilla y Carramimbre CBCV no podía tener otro desenlace que un quinto partido. Los márgenes que han decidido los otros tres encuentros de la eliminatoria, casi exiguos, tal y como lo ha calificado Paco García, volverán a marcar la pauta en un cruce que se decidirá en 40 minutos, quizá alguno más.


Así, tal y como se iniciaron los envites de playoffs entre melillenses y vallisoletanos, los visitantes aterrizarán en el Javier Imbroda sin presión, sabedores de que su rival es el favorito, sin unos nervios y una ansiedad que puede ser clave para dirimir el encuentro y la serie. No obstante, el conjunto carmesí también llegará a la ciudad de autónoma después de haber desperdiciado un punto de partido a favor, el que se escapó de Pisuerga el pasado sábado.


De hecho, ese cuarto encuentro se escapó en Pisuerga, en buena medida, por la descomunal actuación de Caleb Agada (41 de valoración), denominador común de la primera victoria melillense, cuando el escolta nigeriano firmó 34 créditos en dicha faceta. Cuando la estrella de Melilla Baloncesto, las opciones de los de Alejandro Alcoba se disparan, algo que tendrá que remediar un Paco García que ya dio con la tecla en los otros dos puntos de la serie. La defensa y el rebote, una vez más, volverán a dictar sentencia y marcarán el sino del partido y la serie.


En esta ocasión, no obstante, el técnico de las ardillas no podrá contar con Mike Torres, que será baja confirmada para todo lo que resta de temporada y que ni siquiera se desplazará hasta la localidad africana con el resto de sus compañeros. Sin embargo, los precedentes de Alicante y el encuentro inaugural de Melilla, son dos bazas importantes a las que se pueden agarrar Paco García y sus pupilos, más que acostumbrados a dar campanadas allá donde toque. Este martes a las 20:30, el enésimo todo o nada para decidir una temporada sobresaliente.


Baja de Mike Torres


Este mismo lunes, los servicios médicos del club han confirmado los peores presagios del pasado sábado: Mike Torres será baja para todo lo que resta de la temporada. La rotura de fibras en el bíceps femoral izquierdo que sufrió el base durante el tercer partido de la serie ante Melilla cuenta con un tiempo de recuperación estimado en dos o tres semanas, lo que supone el forzoso punto final a la campaña del ‘3’ carmesí.


“Todo el grupo es optimista”


Antes de iniciar el segundo viaje del Carramimbre a Melilla, Paco García ha querido analizar la situación de los suyos y cómo afrontan el quinto y decisivo encuentro de la serie: “Vamos con toda la ilusión y todas las posibilidades abiertas, las opciones siguen ahí. Se ha dejado pasar una oportunidad muy bonita de haberlo cerrado en casa, pero todo el grupo es optimista”, admite el técnico vallisoletano.


Cuatro asaltos después, melillenses y vallisoletanos decidirán la serie en un último envite: “Melilla ha estado absolutamente preocupado de nuestro estilo de juego hasta amoldarse a nuestra forma de juega con pívots pequeños y con sus torres en el banquillo, amparándose en la calidad individual de Caleb Agada que es desequilibrante. Sabedores de las cualidades de unos y de otros, lo pondremos todo sobre el tapete”, afirma Paco García.


“Es el último esfuerzo. 40 minutos en los que no hay que guardarse nada y darlo todo. La lesión de Mike Torres condiciona mucho nuestra plantilla, pero es con lo que hemos llegado hasta aquí así que vamos a intentar que con este juego podemos hacer otra machada y ganar en Melilla”, admite el milenario entrenador vallisoletano sobre el estado físico de sus pupilos.


Dos años antes, sin embargo, el Ciudad de Valladolid ya fue capaz de imponerse en un quinto partido en la cancha del favorito, aunque es otra historia completamente distinta para Paco García: “No tiene nada que ver, es otra liga y cada playoff es diferente. Melilla es una plantilla interminable a nivel de efectivos, con mucha calidad y centímetros, nosotros seguimos creciendo a pesar de todo y vamos a estar ahí hasta el final, que nadie lo dude”, concluye.