Un año de calvario entre las cenizas de un fuego

Un año de calvario entre las cenizas de un fuego

|

365 días de dolores de cabeza para los vecinos de la calle Cervantes de localidad leonesa de la Virgen del Camino. Un año atrás, el 21 de mayo del 2018, el incendio de un supermercado calcinaba sus viviendas y el humo sobrepasaba sus garajes y sus patios. El fuego se apagó, pero las consecuencias en sus hogares siguen presentes.


NoticiasCyL ha charlado con los afectados para conocer las condiciones en las que viven en sus casas. Los vecinos cuentan que no dejan de interponer reclamaciones en el Ayuntamiento por ruidos y olores. A día de hoy, estos vecinos desconocen el origen del fuego y se arrepienten de no haber iniciado una investigación a tiempo.


Fotografía cedida a NoticiasCyL


Algunos residentes del bloque situado en la parte superior del supermercado en la calle Cervantes estuvieron doce días desalojados por la caída de la bovedilla y solo reclamaron daños materiales. Los vecinos han decidido dar la voz de alarma ante la “pasividad” del Ayuntamiento de Valverde de la Virgen que no atiende las quejas y “no se preocupa del bienestar vecinal”.


La reivindicación de los vecinos se centra en los ruidos que proceden del supermercado porque desde el incendio el establecimiento está sin asilar. “Escuchamos todo el día los machetazos de la carnicera y los carros de descarga”, apuntan. Además, la extracción para los olores la arreglaron el 16 de mayo de este año, pero “mal arreglado”. Antes, todos los olores procedentes del supermercado “se colaban” por el ascensor del edificio. Actualmente, la extracción sigue en el patio interior y se sigue colando "porquería" porque solo está fijada por encima del canalón y no del tejado.



El Ayuntamiento de Valverde de la Virgen ha respondido a los vecinos que “tomarán cartas en el asunto, pero a fecha de hoy no han hecho nada y solo nos dan largas”, los residentes se muestran “cansados” de que no les hagan caso y creen que es el “momento de que esto se sepa”. El Consistorio colecciona sus quejas porque están “archivadas en un cajón”.  Tanto el supermercado implicado como el Ayuntamiento han dado a los vecinos “la razón verbalmente”, pero el equipo municipal no ha llevado a cabo “una vía administrativa” y “seguimos igual”.


Fotografía cedida a NoticiasCyL


En febrero del 2019, los vecinos han solicitado al Ayuntamiento la medición de los ruidos y la normativa de olores. Según indicaciones del Ayuntamiento “puede que no tengamos razón con los ruidos, nosotros les proponemos que vengan a nuestras casas y lo comprueben”, manifiestan los vecinos.


Finalmente, los afectados nos confiesan que están “desprotegidos y desatendidos" por el Ayuntamiento de la localidad porque todavía "seguimos esperando una explicación sobre las causas del incendio”.