Los ecologistas alegan contra la mina de Valtreixal al ser reserva de la Biosfera

Los ecologistas alegan contra la mina de Valtreixal al ser reserva de la Biosfera

|

La organización Ecologistas en Acción presentarán mañana sus alegaciones contra el Proyecto Minero Valtreixal en Pedralba de la Pradería, Requejo y Puebla de Sanabria.


La asociación presentará un escrito en el Servicio Territorial de Economía de Zamora de la Junta de Castilla y León en el que alegan la "insuficiencia manifiesta" de la documentación presentada por la empresa del proyecto y "las graves afecciones al entorno natural protegido por directivas europeas y a la población existente".


Ecologistas en Acción explica en sus alegaciones que el proyecto se ubica en una zona de "alto valor ecológico" incluida en su totalidad dentro de la Red Natura 2000, en concreto, dentro de Zona de Especial Conservación, la Sierra de la Culebra, una zona protegida por Directivas europeas "de trasposición obligatoria a los estados miembros".


Para la organización este proyecto es, además, "incongruente" con la conservación de los "numerosos valores naturales" por los que se ha declarado el ZEC Sierra de la Culebra a nivel de la UE y "contradice los postulados del documento de gestión de este espacio natural".


Además, en su escrito alegan que este proyecto está "íntegramente planteado dentro del espacio natural Reserva Regional de Caza", incluido "en el listado de espacios naturales" de la Comunidad, que supone un refugio de "relevancia ibérica y europea" para el lobo ibérico. Y sobre esta especie añade que este proyecto supone "una grave alteración del hábitat del lobo ibérico", porque la zona donde se pretende realizar la mina y "está ocupada continuamente por la especie y de hecho, la mayoría de las temporadas este espacio se encuentra íntegramente dentro del territorio ocupado por un grupo de lobos".


Y volviendo a la protección de la fauna, la organización añade que también supone un problema para el hábitat del desmán ibérico, especie endémica del sur de Francia y del norte de la península ibérica. "La prevista destrucción de cinco arroyos tributarios que vierten al río Calabor supone el deterioro irreversible del hábitat actual y potencial para esta especie", añaden. El desmán es "una especie protegida y de interés comunitario y la apertura de esta mina, el trasiego de maquinaria pesada y además, la alteración de las capas freáticas supondría un grave riesgo de extinción local", redactan en sus alegaciones.


La organización también defiende la alteración "del hábitat del águila real, ya que coincide con el territorio ocupado por esta rapaz", que este proyecto "choca frontalmente" con la recuperación del hábitat potencial para la dispersión y futura colonización de ejemplares de oso pardo procedentes de la población occidental de la Cordillera Cantábrica, que "destruiría además turberas y arroyos donde existen dos Zonas de interés para los insectos", y que supondría el "deterioro y la destrucción" del hábitat para varias especies piscícolas y de anfibios y reptiles, como el galápago europeo y la rana patilarga.


Sobre el territorio, los ecologistas también defienden que este proyecto contribuye "de forma sinérgica a deteriorar un poco más, un territorio castigado en los últimos años por los incendios forestales, recurrentes en la zona, las infraestructuras viarias, que han generado enormes impactos en la zona ubicada en el norte, las concentraciones parcelarias y especialmente, por las explotaciones mineras a cielo abierto de extracción de pizarra". Su escrito también incluye referencias al impacto sobre los abedules o el brezal seco europeo.


Ecologistas en Acción recuerda además los otros proyectos mineros desarrollados en la Sierra de la Culebra en los últimos años "han generado enormes e irreversibles impactos ambientales en el paisaje que además, no han sido restaurados, a pesar de que la legislación ambiental y minera lo obliga". La organización se refiera a Boya, Flechas, Mahíde, Riofrío de Aliste y en la zona de Calabor.


La organización también indica que este proyecto necesitaría un nuevo trazado de tendido eléctrico de 9562 metros de longitud desde la subestación de Cobreros) y el desarrollo de este proyecto necesita desviar un tramo de la carretera ZA-925, lo cual supondría "otras afecciones desproporcionadas que también perjudicarán a otras muchas zonas".


Por último, los ecologistas indican que el documento de 'Evaluación de Impacto Ambiental' hace referencia a la palabra "carbón en 15 ocasiones, cuando realmente el proyecto es para una explotación minera de Estaño y Wolframio". Lo cual se traduce en "otra muestra de los errores y falta de rigor que incluyen los documentos presentados", según la organización.


El texto completo de las alegaciones puede consultarse aquí:


Alegaciones Mina Valtreixal Sanabria