Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? VI

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? VI

|

Si en nuestra última entrega del ‘Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?’ nos dimos un paseo por  Medina de Rioseco para disfrutar del encanto de su Navidad y del sentimiento de su Semana Santa, hoy llegamos hasta un municipio muy cercano a la ‘Ciudad de los Almirantes’ como es Tordehumos.


En plena Tierra de Campos, lindando con los Montes Torozos y a 52 kilómetros de la capital del Pisuerga se encuentra una localidad que se ubica al lado de la ribera del río Sequillo. Con 433 habitantes es famoso por su ‘Tratado de Tordehumos’, sellado en el año 1194, y además por el valor patrimonial de sus iglesias y ermitas.


“El castillo, la iglesia de Santa María la Sagrada, la Iglesia de Santiago, la Ermita del Santo Cristo de la Vega o el Ecomuseo son emblemas de nuestro municipio que todo turista debe visitar”, asegura el alcalde de Tordehumos, Agapito Bravo Guerra, con el que hacemos un repaso a la historia, la gastronomía y el valor patrimonial de un lugar para seguir disfrutando de la provincia de Valladolid.


Imagen de castillo. Fotografía cedida a NoticiasCyL por el Ayuntamiento de Tordehumos


Una historia marcada por el ‘Tratado de Tordehumos’


Los orígenes de Tordehumos se remontan a la época vaccea. Los primeros documentos escritos sobre la localidad se remontan al siglo X, en el año 974. El nombre del pueblo procede del Otero de los Humos en cuya falda se asienta la población, un montículo desde el que se hacían señales de humo desde tiempo inmemorial”, afirma el primer edil del municipio haciendo un repaso histórico.


Uno de sus emblemas, del que todo el pueblo presume, es el ‘Tratado de Tordehumos’. El día 20 de abril de 1194 se firmó en la Villa este documento entre los monarcas Alfonso VIII de Castilla y Alfonso IX de León por medio del cual se ponía fin a las disputas por los enclaves de frontera pretendidos por ambos reinos. El tratado, junto a la posterior unión entre el monarca leonés y la hija del castellano acabarían fructificando para materializar la unión de los reinos en Fernando III, conocido como ‘El Santo’, allá por el año 1.230.



De entre la amplia oferta patrimonial que merece la pena visitar en el municipio vallisoletano destaca su castillo del siglo XII que está declarado Bien de Interés Cultural. Son los restos de algunos de sus muros exteriores que se ubican en lo alto de un pequeño cerro desde el que incluso puede verse la Cordillera Cantábrica.


La Plaza Mayor es el corazón del municipio y desde el que nos podemos dirigir hasta la iglesia de Santa María la Sagrada, una construcción del siglo XVI que en su interior guarda tesoros como una magnífica bóveda de cañón, el retablo mayor que es del año 1.548, un Cristo de Francisco Giralte y una Inmaculada del taller de Gregorio Fernández.


Iglesia de Santa María La Sagrada. Fotografía cedida a NoticiasCyL por el Ayuntamiento de Tordehumos


Si llegamos hasta este bello pueblo pucelano debemos deleitarnos además con la Iglesia de Santiago  y la Ermita del Santo Cristo de la Vega, un edificio barroco que alberga en su interior restos de un emplazamiento primitivo con un arco mozárabe del siglo X espectacular.


La Festividad de las Candelas, orgullo de Tordehumos


“La Fiesta más importante es en Honor a la Virgen de las Candelas el 2 de febrero. Logramos reunir a más de 1.500 personas en nuestro pueblo. En estas fiestas celebramos la tradicional carrera de cintas a caballo en la que participan los quintos, mozos, solteros, casados… sin olvidarnos de los niños que las corren en bicicleta”, nos cuenta orgulloso el alcalde, Agapito Bravo Guerra.


En esta carrera de cintas hay que sacar una del cajón con un punzón o palillero introduciéndola por una argolla. Las cintas que podríamos destacar son la nacional, las dos bordadas, una de las cuales es para la Virgen y otra para el Cristo y la pega, una cinta larga multicolor que en su inicio lleva los colores de la bandera nacional. El resto de cintas se regalan a las madres, novias o hermanas en una tradición muy arraigada en Tordehumos.



En abril, dentro de la variada oferta turística que incluye las fiestas, la localidad honra a San Marcos. Es el 25 de abril en una fiesta de carácter religioso en la que una romería preciosa acaba llegando hasta la Ermita. No nos olvidamos tampoco de las tradicionales fiestas del Cristo de la Vega, que se han celebrado hace escasos días con mucha diversión y decenas de actividades.


En el mes de agosto se celebra un Mercado Artesanal que es único ya no solo a nivel local sino también a nivel regional. Este año se ha celebrado la XX Edición de un evento marcado por la artesanía y el folclore. En esos días, además, el Ecomuseo, otra joya del lugar, tiene entrada libre. Una vieja casa de labranza rehabilitada para conocer cómo vivían los herreros, albañiles, carpinteros, curanderos, lavanderos o zapateros hace unos años.



Gastronomía basada en lo tradicional


Tordehumos no es un pueblo con viñedos. Destilamos artesanalmente los preciados orujos tradicionales que acompañamos con las ‘orejas’, ‘flores’ y rosquillas de sartén haciendo especiales los días, sobre todo, los del inicio de la Semana Santa”, nos confiesa el alcalde hablando de la gastronomía del lugar.


Gastronomía marcada por lo típico y tradicional con la matanza como protagonista principal. Entre estos productos estrella aparecen el chorizo, el lomo, el salchichón, los torreznos y el jamón. Además, para el postre o la sobremesa destacan también los mantecados o las pastas hechas de forma artesanal en muchas casas.


Un lugar, Tordehumos, para seguir disfrutando con todo el encanto tanto histórico como patrimonial y gastronómico que nos ofrece la provincia de Valladolid y que merece la pena visitar.


-Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? –


NÚMEROS ANTERIORES:






https://www.noticiascyl.com/valladolid/provincia-valladolid/2019/09/08/caminando-por-la-provincia-de-valladolid-en-que-pueblo-estamos-v/