Aquona repartirá botellas de aluminio y colocará fuentes reutilizables para los empleados del Ayuntamiento

Aquona repartirá botellas de aluminio y colocará fuentes reutilizables para los empleados del Ayuntamiento

|

Aquona continúa con su campaña para fomentar que los zamoranos consuman agua del grifo, y en esta ocasión, se ha aliado con el Ayuntamiento de Zamora para "dar ejemplo" a través de sus empleados y concejales. Por ello, la empresa de aguas repartirá en los próximos días botellas de aluminio entre los trabajadores municipales de Zamora, para que estos puedan rellenarlas en fuentes reutilizables, que también se van a instalar en los 5 edificios municipales de la ciudad.


Con esta nueva propuesta, Aquona y el Ayuntamiento quieren concienciar a la población en los beneficios de consumir agua del grifo. Nicolás Esmoris, responsable de Aquona en Zamora ha incidido en que evitar el consumo de agua embotellada supone en primer lugar un ahorro cuantioso para el ciudadano. "El agua doméstica cuesta al ciudadano unos 0.65 céntimos de cada 1.000 litros, mientras que la botella ronda el euro", ha incidido.


Esmoris también ha querido destacar la calidad del agua que llega a los hogares de Zamora, la cual es sometida a análisis anuales "con 12.000 parámetros distintos". Además, la propia empresa de agua realiza unos 60 análisis en el interior de los depósitos, y las autoridades sanitarias llevan a cabo otros 360 por su cuenta. "Desde 2010 que estoy como responsable en Zamora nunca ha habido ningún incumplimiento de los estándares de calidad y la OCU ha calificado el agua de Zamora como de buena calidad", ha recalcado Esmoris.


El gerente de Aquona dio a conocer también algunos datos que reflejan una cada vez mayor concienciación sobre el uso del agua entre los zamoranos, que se refleja en que en el periodo entre 2011 y 2018 se ha producido un ahorro anual de 652.000 metros cúbicos, lo que suma en total unos 3.700.000 metros cúbicos de ahorro de agua que darían para suministrar a una ciudad de 45.000 habitantes. Por eso en Zamora se está produciendo un consumo "no ya racional, sino inteligente", según Esmoris, a lo que han contribuido sin duda las distintas campañas de concienciación y actuaciones llevadas a cabo por la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento y del propio Ayuntamiento, entre las que destaca el programa Aquología en la que participan más de 1.200 escolares anualmente. Una reducción que en el caso del consumo doméstico se cifra en un 9% durante el periodo analizado.