El futuro de los servicios sociales: 'big data' y teleasistencia avanzada

El futuro de los servicios sociales: 'big data' y teleasistencia avanzada

|

NOTICIASCYL SALAMANCA continúa este domingo con su serie dominical de reportajes sobre los servicios municipales. Todo aquello que el Ayuntamiento de Salamanca tiene en marcha en su labor de servir al ciudadano y mantener la ciudad en el mejor estado posible. Áreas municipales de las que puede disponer cualquier vecino de Salamanca y que este diario acerca para que pueda conocerlas un poco mejor. Hoy, los Centros de Acción Social, parte dos.


Junto a Ana Suárez, concejala de Bienestar Social y primera teniente de alcalde, Marta Aparicio, la directora de Área de Bienestar Social del Ayuntamiento, Manoli García Rivas, técnico de animación sociosanitaria del CEAS de Garrido Sur, y Cristina Cuadrado, trabajadora social del CEAS de Garrido Norte, los lectores de este diario pudieron conocer en profundidad la actividad y los equipos de este servicio municipal centrado en la tramitación de ayudas para los más vulnerables y en la intervención de sus profesionales para conseguir la plena inclusión social y laboral de quienes acuden a pedir ayuda.


En esta ocasión, de la mano del mismo equipo, encabezado por Ana Suárez, los lectores de este diario podrán conocer el futuro de los CEAS, hacia dónde va la distribución de servicios sociales. Tal y como reconoce a este diario Marta Aparicio “lo que funciona hay que mantenerlo, pero no podemos dejar de trabajar e investigar en nuevas fórmulas para afrontar estas situaciones”. Por ello, “estamos muy orgullosas de un proyecto de innovación social en el que estamos trabajado”, explica.


Se trata de que las personas sean el motor de su desarrollo personal y vital dándoles las competencias para que tomen las decisiones orientadas a su inclusión social y laboral. Es una nueva metodología que utiliza la llamada Herramienta de Diagnóstico Multidimensional de la Exclusión (HDME), que es una herramienta predictiva sobre las situaciones de exclusión que se producen y que enseña cómo abordarlas desde la motivación y la toma de decisiones de las personas que acuden a los servicios sociales.


De hecho, tal y como apunta la directora de Área de Bienestar Social del Ayuntamiento “cuanto más se avance en plataformas de innovación social, más facilidades tendrá el personal de servicios sociales para ofrecer recursos sin necesidad de que sean las personas quienes los soliciten”. Por ahí iría la aplicación de servicios sociales en el futuro. Detectar, gracias al 'big data' y las herramientas predictivas, que una persona, por ejemplo, al cumplir una determinada edad tiene una merma en su autonomía personal y serían directamente los profesionales quienes podrían ofrecerle los servicios que necesita. “A eso se llegará con la teleasistencia avanzada y con una plataforma que se está trabajando en Castilla y León”.


El objetivo final, apuntan desde servicios sociales, es que “los trabajadores sociales podrían dedicarse menos a tramitación y más a intervención social”. Añaden las técnicos municipales en animación sociosanitaria que “los procesos son tan complejos para conseguir los recursos que, a veces echamos de menos las intervenciones que hacíamos antes”. Recuerdan que “detrás de los números, hay un trabajo que es el más importante, la empatía con las personas, estar con ellas. Es fácil medir tareas administrativas, pero muy difícil medir la parte comunitaria”, concluyen.


https://www.noticiascyl.com/salamanca/local-salamanca/2019/12/08/una-mano-tendida-por-la-inclusion-social-los-ceas-de-salamanca/