El CTR de San Martín de Valvení obtendrá un inversión de 20 millones

El CTR de San Martín de Valvení obtendrá un inversión de 20 millones

|

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves por decreto el Proyecto Regional del Centro Integral de Tratamiento de Residuos Industriales no Peligrosos (CTR) en la localidad vallisoletana de San Martín de Valvení.


Según ha informado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, el CTR, de iniciativa privada y una previsión de inversión de 20 millones, tendrá una capacidad total de gestión de 200.000 toneladas al año y solucionará el déficit en la gestión de este tipo de residuos en las industrias del eje Valladolid-Palencia.


A esto ha añadido que favorecerá la competitividad de las empresas regionales ya que se articulará en torno a "uno de los ejes más dinámicos" de la Comunidad, en referencia al itinerario europeo E-80, lo que justifica, según sus palabras, el interés regional del proyecto.


Igea ha explicado que la utilidad pública y el interés social se fundamenta en la Disposición Adicional primera de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados y en la insuficiencia de este tipo de centros de tratamiento en la Comunidad y las "importantes consecuencias" que esto supone para la industria regional.


Según ha recordado, el Plan Integral de Residuos de Castilla y León contempla el favorecimiento de la implantación de centros integrales o especializados de tratamiento de residuos industriales no peligrosos, hasta alcanzar una capacidad suficiente para atender la producción prevista.


"Tal utilidad pública e interés social supone la declaración de urgente ocupación de los bienes y derechos que resulten necesarios para su ejecución, incluidos los enlaces y conexiones con la redes de infraestructuras, a efectos de su expropiación forzosa, ocupación temporal o modificación de servidumbres, así como la tramitación por el procedimiento de urgencia de las licencias u otras autorizaciones que fueren exigibles a las obras y actividades que sean precisas para su ejecución", ha indicado.


El Proyecto Regional prevé la construcción de una serie de instalaciones que permitirán tratar cada tipo de residuo admisible con las tecnologías y métodos adecuados a sus características, "primando su valorización".


Así, las instalaciones de este Centro Integral de Tratamiento de Residuos Industriales No Peligrosos albergan la planta de reciclaje y valorización, instalación mixta manual/mecanizada que permite un alto grado de recuperación, donde se procesarán aquellos residuos que contengan elementos reciclables o valorizables material o energéticamente, tales como cartón, papel, acero, etc., contribuyendo así a una disminución en las emisiones de C02; la zona de depósito, a la cual irán los residuos cuando no sean susceptibles de tratamiento alguno, que dispone de tres vasos y una balsa de lixiviados. También albergará unas instalaciones auxiliares que estarán integradas por: oficinas, laboratorio, vestuarios y puesto de control.


Este centro complementará otras instalaciones de gestión de residuos industriales de Castilla y León: el depósito de residuos industriales peligrosos de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), el de residuos industriales no peligrosos de Fresno de la Ribera (Zamora) y el centro de Tratamiento de residuos industriales no peligrosos de Abajas (Burgos) que se encuentra en construcción.