No es un pavo, ¡es una tarta!

No es un pavo, ¡es una tarta!

|

La tarta de pavo -crudo- en una bandeja a punto de cocinarse en el horno ha dado la vuelta al mundo a través de redes sociales. La obra maestra pertenece al obrador de Sarah Hardy, una pastelera creativa con un talento innato para el realismo más perturbador.


Sarah, de 49 años, de Suffolk, Reino Unido tuvo la idea de crear la tarta para gastar una broma a sus amigos y familiares. Aunque quienes de verdad la conocen saben que, viniendo de ella, cualquier cosa es posible.


CATERS_CHRISTMAS_UNCANNY_CAKES_013Sus clientes la conocen como "la pastelera del infierno" por dos motivos principalmente: uno de ellos es la temática en que está especializada (cerebros humanos, insectos, corazones...). El otro, por el nivel de detalle y realismo que aplica en cada trabajo.


CATERS_CHRISTMAS_UNCANNY_CAKES_010


Lo suyo con la repostería creativa vino por su vocación por el arte. Comenzó siendo escultora y cuando se convirtió en madre, dejó de trabajar como lo había hecho hasta ahora y se interesó por los pasteles creativos como forma de reciclar sus conocimientos.


Comenzó como muchos, elaborando pasteles de boda clásicos, pero pronto se dio cuenta de que lo suyo no era seguir un esquema, lo suyo era amor por la belleza y "lo muerto".


CATERS_CHRISTMAS_UNCANNY_CAKES_007


Su tarta de pavo crudo es una buena prueba de ello y para quien aún tenga dudas de cómo se hizo, os dejamos este vídeo.



Y este otro, en el que Sarah comparte un tutorial de cómo hacerlo.