Fin de la alerta en CyL tras gestionar 2.768 incidentes

Fin de la alerta en CyL tras gestionar 2.768 incidentes

|


La Junta ha dado por finalizada a las 12.00 horas de este lunes la fase de alerta de Protección Civil activada en Castilla y León el día 19 de diciembre por riesgo ante fenómenos meteorológicos adversos que comenzaron ya el día 16 y que a lo largo de la última semana se han traducido en la atención por parte del 112 de un total de 23.855 llamadas y la gestión de 2.768 incidentes.


La situación vuelve a la normalidad después de que el viento, la lluvia y, por consiguiente, los episodios de avenidas de los ríos hayan anegado numerosas zona de toda la Comunidad, con especial afección en las provincias de León, Burgos, Palencia y Valladolid, y dejado una víctima mortal y numerosos daños materiales que aún están pendientes de evaluar toda vez que parte de las zonas continúan bajo el agua.


Así lo ha subrayado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones durante su comparecencia ante los medios en la Sala del 112, en Valladolid, donde ha incidido en la intensidad del temporal sufrido en la última semana y ha aprovechado para llamar a la precaución debido a que los ríos continúan muy crecidos, especialmente en los tramos medios y bajos, de forma particular en las localidades de Toro y Zamora, a la espera hoy de las puntas máximas del Duero.


Para mostrar la magnitud del temporal, Suárez-Quiñones ha puesto como ejemplo el hecho de que el 112 vio incrementado el pasado sábado su actividad en un 155 por ciento, al tiempo que ha advertido de que este tipo de incidentes excepcionales serán cada vez más frecuentes en el futuro debido al fenómeno del cambio climático y exigirán la mejor de las coordinaciones entre las distintas administraciones y la adopción de medidas preventivas por parte de la ciudadanía.


De los 2.768 incidentes registrados, 1.879, dada su complejidad, fueron derivados al Centro Coordinador de Emergencias, de los cuales 1.365 estuvieron relacionados con rachas de viento y 514 con inundaciones.


En el primer caso, del total de incidentes, la mayoría, 804, se produjeron el sábado y tuvieron como principal afectada la provincia de Burgos, con 339, y Valladolid, con 254, aunque también las provincias de Salamanca (235), León (170), Zamora (106), Palencia (101), Segovia (65), Ávila (49) y Soria (46) sufrieron los rigores de eolo. Los avisos estuvieron relacionados, mayormente, con cortes del suministro eléctrico u otros servicios básicos, obstáculos en la calzada y peligro por caída de objetos.


En el caso de las emergencias por inundaciones, la mayor parte de los incidentes atendidos se produjeron el viernes y el miércoles, con un total de 258 y 146, respectivamente, que perjudicaron sobre todo a las provincias de León, con 229 incidentes, seguida de Palencia, con 108. También resultaron afectadas Burgos (53), Valladolid y Salamanca(34), Ávila (26), Zamora (23), Segovia (4) y Soria (3).


PLANTES DE PROTECCIÓN CIVIL


Además, durante estos días se llegaron a activar Planes de Protección Civil ante Riesgo de Inundaciones, que en las provincias de León y Palencia llegaron al nivel 2 y en Burgos y Valladolid al 1.


En el caso de León, el consejero ha incidido en el episodio ocurrido el día 16 de diciembre en La Robla, en la que se alertó de escorrentías procedentes de una mina, lo que obligó a intervenir al V Batallón de la Unidad de Emergencias Militares.


En esta misma provincia destaca igualmente la evacuación de una residencia de ancianos en Castrocontrigo o el fallecimiento de una persona que volcó con su tractor en las cercanías de la presa del río Porma, junto con cortes de luz en varios municipios y el corte puntual, el 16, de la línea de FEVE Santa Lucía- Villamanín y al día siguiente el de otro tren de larga distancia entre Gijón y Morid y otro entre León y Oviedo por caída de la catenaria.


En Palencia, el día 19 se derrumbó el puente que da acceso a Villaescusa de las Torres. También se produjeron varios rescates de personas aisladas, además del corte en la línea FEVE entre Aguilar de Campoo y Mataporquera, así como la evacuación de la residencia de ancianos en Barruelo de Santullán.


En Burgos destacan los 339 incidentes relacionados con rachas de vientos. Igualmente, el Grupo de Rescate de la Junta tuvo que realizar dos rescates en Covanera y Tubilleja el día 20, además de otro en Gordoncillo de León el 21.


La provincia de Valladolid se vio afectada con mayor intensidad este sábado, con la obstrucción del puentes de Simancas que obligó a su cierre, en lo que fue el incidente más relevante.


En su valoración del temporal, el consejero, amén de agradecer la colaboración de todas las administraciones y la coordinación mostrada, ha aprovechado igualmente para ensalzar el comportamiento de la ciudadanía y grado de "madurez" mostrados, en alusión a que la mayoría ha actuado siguiendo las indicaciones dadas por las autoridades.


Por último, Suárez-Quiñones ha ofrecido a los afectados la ayuda de las distintas delegaciones territoriales de la Junta a la hora de solicitar las pertinentes indemnizaciones por los daños sufridos, aunque también ha advertido de que la tarea es aún ardua por cuanto parte de las zonas afectadas se encuentran todavía anegadas y no es posible conocer por tanto los desperfectos con exactitud.