Falta de personal en las unidades veterinarias atenta contra las explotaciones ganaderas

Falta de personal en las unidades veterinarias atenta contra las explotaciones ganaderas

|

La Asociación Salmantina de Tratantes de Ganado y Cebaderos (ASTRACE) denuncia un año más una práctica que amenaza directamente la actividad de cientos de ganaderos que conforman un sector económicamente estratégico en la provincia.


Con la llegada de los últimos días del año, los tratantes de ganado y cebaderos de Salamanca asisten a una estructural falta de personal dentro de las unidades veterinarias de la Junta de Castilla y León en uno de sus periodos críticos.


Dicha circunstancia, que ya ha sido advertida en numerosas ocasiones por la asociación, no ha causado ningún efecto en las previsiones de la Administración, repitiendo los tradicionales perjuicios en cuanto a movimientos se refiere.


Por ello, ASTRACE solicita a la Junta de Castilla y León que realice de manera eficiente la gestión de personal de las unidades veterinarias con el fin de no repetir los tradicionales cuellos de botella a los que los ganaderos están acostumbrados cuando realizan gestiones en diciembre.


A juicio de la asociación integrada en CONFAES, la falta de actualización de la propia administración supone un golpe a la línea de flotación de un sector que ha demostrado ser una de las actividades económicas que evitan la despoblación en el medio rural.


Por último, ASTRACE recuerda que ya ha propuesto una medida que aliviaría, en parte, las continuas molestias y demoras a la hora de realizar los necesarios trámites veterinarios: dar la posibilidad de validar las guías de movimiento de ganado los fines de semana.